Noticias

Abogada Roberta Kaplan dice que Trump arrojó papeles sobre la mesa durante la declaración de Mar-a-Lago porque su equipo legal le dio almuerzo

(CNN) — La abogada Roberta Kaplan dijo que el expresidente Donald Trump arrojó papeles sobre una mesa y se fue furioso durante una declaración en Mar-a-Lago después de enterarse de que su equipo legal le había proporcionado el almuerzo a ella.

Kaplan, quien ha representado a clientes en casos de alto perfil contra Trump, incluida E. Jean Carroll, dijo en un episodio del podcast “George Conway Explica todo (a Sarah Longwell)” grabado el jueves que rechazó el pedido del expresidente de que trabajaran durante la pausa del almuerzo ya que él creía que la declaración era “una pérdida” de su tiempo.

“Se podía ver la rueda girando en su cerebro. Realmente casi se podía ver”, dijo Kaplan sobre la reacción de Trump a la estratega republicana Sarah Longwell y al abogado conservador George Conway, un viejo crítico de Trump. “Y me dijo: ‘Bueno, estás aquí en Mar-a-Lago. ¿Qué crees que vas a hacer para almorzar? ¿Dónde vas a almorzar?”.

Kaplan dijo que le dijo que sus abogados se habían “ofrecido gentilmente a brindarle” un almuerzo a ella y a su equipo, una práctica civil común entre equipos legales adversarios.

“En ese momento había una enorme pila de documentos y pruebas frente a él, y él tomó la pila y la arrojó sobre la mesa. Y salió furioso de la habitación”, relató Kaplan, y agregó que Trump le gritó específicamente a su abogada Alina Habba por darles el almuerzo.

Donald Trump insta a un tribunal federal de apelaciones a concederle inmunidad penal en un caso de subversión electoral

“Realmente le gritó a Alina por eso. Estaba muy enojado con Alina”, dijo.

Kaplan continuó: “Volvió a entrar y dijo: ‘Bueno, ¿qué le pareció el almuerzo?’ Y yo dije: ‘Bueno, señor, comí una banana’. Ya sabes, nunca puedo comer cuando estoy tomando testimonio”. Y él dijo: “Bueno, ya te lo dije”, fue algo encantador. Él dijo: ‘Te lo dije, les dije que te hicieran sándwiches realmente malos, pero aquí no pueden evitarlo. Tenemos los mejores sándwiches'”.

Kaplan estaba tomando declaración a Trump en Mar-Lago en el marco de una demanda en la que se alegaba que el expresidente estaba implicado en una empresa de marketing fraudulenta. Un juez federal desestimó esa demanda el mes pasado.

En otra anécdota, Kaplan detalló el final de la declaración cuando estaba lista para irse, diciendo que Trump le dijo: “Nos vemos el próximo martes”, una frase que a menudo se usa como un eufemismo despectivo dirigido a las mujeres.

“Entramos en la sala y dije: ‘Ya terminé de hacer las preguntas’ e inmediatamente escucho del otro lado: Extraoficialmente. Extraoficialmente. Extraoficialmente. Así que debieron haberlo planeado. Y él me mira desde el otro lado de la mesa y dice: ‘Nos vemos el próximo martes'”, relató.

Kaplan dijo que al principio la confundió, ya que su próxima reunión estaba fijada para el miércoles. “Se notaba que era como una especie de broma otra vez, como algo que se le ocurriría a un adolescente. Pero, una vez más, yo no participé en la broma”, dijo.

“No estaba involucrada en la broma, así que no tenía idea. Luego nos subimos al auto y mis colegas me dijeron: ‘Robbie, ¿sabes lo que eso significa?’ Y yo les digo: ‘No, ¿de qué estás hablando?’. Me dicen y yo les digo, ¡Dios mío! Dios, gracias a Dios no lo sabía porque de haberlo sabido, seguro me hubiera enojado. No hay duda de que me habría enojado”, dijo Kaplan.

CNN se ha puesto en contacto con representantes de Trump y Habba para obtener comentarios al respecto.

E. Jean Carroll y la abogada Roberta Kaplan (R) saliendo del Tribunal Federal de Manhattan el 26 de enero de 2024 en la ciudad de Nueva York. (Imágenes GWR/Star Max/Getty)

Los comentarios de Kaplan se producen una semana después de su victoria en el juicio por difamación de Carroll contra Trump. Un jurado determinó que Trump debe pagarle a Carroll, una excolumnista de una revista que alegó que el expresidente la violó en una tienda departamental a mediados de la década de 1990 y luego la difamó cuando él negó su reclamo, US$ 83,3 millones. Se espera que Trump apele el veredicto.

Kaplan también describió el veredicto de la semana pasada como un momento que definió su carrera. Cuando se le preguntó en qué momento se había sentido mejor, si ganar el caso de difamación contra Trump o su exitosa impugnación de la Ley de Defensa del Matrimonio en 2013 que condujo al eventual fallo de la Corte Suprema que despejó el camino para el matrimonio entre personas del mismo sexo, Kaplan señaló su reciente victoria.

“Pasé toda mi vida dedicada al principio de que tenemos un Estado de derecho y un sistema judicial que funciona”, dijo Kaplan. “Y eso es lo que nos convierte en una democracia constitucional que, al menos hasta hace poco, era admirable en todo el mundo. Quiero decir, en momentos en que parece que eso podría no ser tan cierto”.

Pero añadió: “Este caso validó que, al menos hasta ahora, todavía tenemos todo eso”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba