Nacional

AMLO tiene un pacto de impunidad con Peña Nieto y con el Cártel de Sinaloa: Francisco Labastida

En entrevista con Carmen Aristegui, Francisco Labastida Ochoa, excandidato presidencial por el PRI (Partido Revolucionario Institucional) aseguró que Andrés Manuel López Obrador pactó con Enrique Peña Nieto su impunidad para la transición democrática. Además, el político mexicano también acusó “indicios” de vínculos con el narcotráfico y la actual administración que encabeza AMLO.

Labastida, quien perdió las elecciones frente a Vicente Fox en el año 2000, la primera alternancia tras 6 décadas del PRI en el poder, comentó en la mesa de la periodista que el partido tricolor le ayudó a López en 2018 a obtener más votos al operar en contra de Ricardo Anaya, quien fuera candidato del PAN (Partido Acción Nacional).

“Si el candidato del PRI ataca al segundo lugar en lugar de atacar al primero, si le sacan al candidato del PAN un supuesto delito y lo atacan por ello, si los gobernadores de varios estados del PRI le ayudan a que saquen más votos. Si ponen la estructura electoral a su servicio, ¿qué quiere decir? Que lo ayudaron a que ganara con más votos”, dijo.

El excandidato se refería al supuesto desvío de recursos del que se le acusó a Ricardo Anaya para la compra de un terreno que después, dijo, pertenece a su familia.

En correspondencia a estos “servicios”, desde que llegó a la presidencia, AMLO se ha negado en repetidas ocasiones a iniciar una investigación o indagatoria de Peña Nieto, quien hoy se sabe, radica en España con una “visa dorada” que le permite vivir con lujo y sin preocupaciones.

Aristegui y otros medios de comunicación fueron responsables de la investigación que dio a conocer el caso de “La Casa Blanca” de Peña Nieto, una propiedad millonaria que le fue vendida por un contratista del gobierno y daba indicios de corrupción y tráfico de influencias. Sin embargo, su entonces esposa, Angélica Rivera, argumentó que el inmueble lo había comprado ella con un crédito y los ahorros de su carrera como actriz, mientras que el mandatario se excusó diciendo que “no sabía” que no podía comprarle una casa a alguien que tenía contratos con su administración y se disculpó por ello.

Sobre el tema del narcotráfico, el sinaloense aseguró que existen “indicios que apuntan a una protección que es muy sospechosa del gobierno hacia el Cártel de Sinaloa”.

“Esta no es más que la cereza sobre el pastel Carmen. Veamos lo del contexto global. Badiraguato cuánto tiene, 5 mil habitantes, [AMLO] ha hecho cuatro visitas, no hay más habitantes en Nezahualcóyotl o en Chalco o en cualquier región del país con más de 5000 habitantes, ¿por qué cuatro visitas a Badiraguato? ¿Por qué no Chalco? ¿Azcapotzalco?”, cuestionó Labastida Ochoa.

En varias ocasiones, López Obrador ha sido cuestionado tanto por su falta de acción frente a los cárteles, al reducir las pesquisas que llevan al aseguramiento de droga que se trafica a través del país, así como la captura de los integrantes de las bandas criminales, como sucedía en sexenios anteriores; como por su acercamiento con figuras como la señora Guadalupe Loera, mamá de Joaquín “El Chapo” Guzmán, líder del Cártel de Sinaloa hoy preso en los Estados Unidos, a quien saludó de mano en una gira por el estado cuando ella iba a bordo de su camioneta acompañada por el abogado de la familia quien, además, se llevó al presidente aparte para pedirle su intervención en el caso que lleva la corte de Nueva York.

Otro de los episodios que levantó fuertes cuestionamientos al actuar de Andrés Manuel, fue la operación fallida que, tras la captura de Ovidio Guzmán, hijo de “El Chapo”, en Culiacán, terminó en su liberación luego de que integrantes del Cártel prácticamente sitiaron la capital sinaloense y amenazaron con agredir a las familias de los militares.

Por otra parte, está el hecho de que el ex gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, quien pertenecía al PRI, fue nombrado embajador de México en España, nación en donde Enrique Peña Nieto vive actualmente.

La evasiva respuesta de AMLO

A estas declaraciones, a las que también se sumaron las de Porfirio Muñoz Ledo, político de larga trayectoria que fue muy cercano a López Obrador, el mandatario mexicano respondió la mañana de este viernes 3 de junio.

“Es realmente muy corriente, muy vulgar, todo esto. Lo lamento, porque, por ejemplo, el licenciado Muñoz Ledo me conoce muy bien, y se atreve a sostener de que el gobierno tiene vínculos con el narcotráfico, es un juicio sin fundamento, temerario. El señor Labastida, lo mismo, además, sin ninguna prueba”, dijo.

Mientras que, sobre Carmen Aristegui, una periodista a la que ha atacado en meses recientes asegurando que no es imparcial, dijo que le daba “pena ajena”.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button