InternacionalNoticias

Boris Johnson: 4 revelaciones del informe sobre las “fiestas” de su gobierno durante el confinamiento

Las conclusiones iniciales del esperado informe sobre las fiestas celebradas durante el confinamiento en Downing Street -la residencia del primer ministro británico, Boris Johnson- fueron publicadas.

El reporte, realizado por la funcionaria Sue Gray, es limitado, ya que la policía pidió no añadir muchos detalles y así “evitar cualquier perjuicio” en la investigación que ellos tienen abierta sobre la misma causa, si bien revela algunas claves de lo ocurrido y concluye con una dura crítica al liderazgo británico.

“Algunas de las reuniones en cuestión representan un grave fracaso de los altos estándares que se espera de aquellos que trabajan en el corazón del gobierno”, reza el recién publicado informe. “No se debería haber permitido”.

La policía británica ha dicho que la investigación policial podrá tardar “no más de un año”. En las próximas semanas se espera que los agentes empiecen a entrevistar a los implicados.

Por ahora, tienen en su poder “más de 500 hojas de papel y más de 300 fotografías” de las reuniones.

Boris Johnson ha reconocido los hechos incluidos en el informe de Sue Gray y, ante la Cámara de los Comunes, señaló que “no es suficiente pedir perdón”.

“Lo entiendo y lo solucionaré“, manifestó este lunes, entre las críticas de los parlamentarios.

El informe apenas cuenta 11 páginasy aquí te contamos algunas de sus principales conclusiones.

1. “No se debería haber permitido”

Gray señala en el reporte que, en algunos casos, “no se debería haber permitido que se llevaran a cabo“. En cuanto a otros eventos, “no se debería haber permitido que se desarrollaran de la forma en que lo hicieron”, apuntó.

La funcionaria investigaba en concreto 16 eventos que se llevaron a cabo en una docena de fechas entre mayo de 2020 y abril de 2021, entre ellos 3 de los que no se tenía constancia.

De esos 16, 12 están siendo investigados por la policía.

Entre ellos, se incluye la reunión a la que se instaba a “traer su propia bebida” en el jardín de Downing Street a la que asistió el primer ministro el 20 de mayo de 2020. También es causa de investigación policial el cumpleaños de Johnson en la sala del Gabinete el 19 de junio de 2020.

Respecto al consumo de alcohol, Gray además señaló que “el consumo excesivo de alcohol no es apropiado en un lugar de trabajo profesional en ningún momento. Se deben tomar medidas para garantizar que todos los departamentos gubernamentales tengan una política clara y sólida que cubra el consumo de alcohol en el lugar de trabajo”.

En el momento en que ocurrieron los eventos, Reino Unido estaba en diversos grados de confinamiento.

Las normas para el público en general incluían la prohibición de las reuniones en interiores que tuvieran más de dos personas, así como otras restricciones para eventos al aire libre.

Downing Street
Hasta el momento se han documentado más de cinco fiestas en Downing Street durante los peores momentos del confinamiento para evitar la propagación del covid-19.

2. “Fallas en el liderazgo”

La funcionaria también concluye que “hubo fallas de liderazgo y juicio por parte de diferentes partes del número 10 y la Oficina del Gabinete“.

“En ocasiones parece que no se pensó en lo que estaba pasando en todo el país al considerar la idoneidad de algunos de estas reuniones, los riesgos que presentaban para la salud pública y cómo podrían aparecer para el publico”, sentencia.

Sobre este punto, los parlamentarios de la oposición exigen que todos los hallazgos se publiquen en su totalidad.

El informe es crucial para el mandato de Johnson, que se ha visto sacudido por semanas de titulares dañinos sobre fiestas en Downing Street y otros edificios gubernamentales.

Muchos parlamentarios conservadores señalaron que estaban esperando sus hallazgos para decidir si intentan destituirlo de su cargo.

Se necesitan 54 líderes del Partido Conservador para llevar a cabo una moción de censura.

3. “Grave incumplimiento de los altos estándares que se esperan” del gobierno

“Al menos algunas de las reuniones representan un grave incumplimiento de los altos estándares que se esperan no solo de quienes trabajan en el gobierno sino de toda la población británica en ese momento”, afirmó Gray.

“En el contexto de la pandemia, cuando el gobierno llamaba a los ciudadanos a aceptar restricciones de gran alcance en sus vidas, algunos de los comportamientos en torno a estas reuniones son difíciles de justificar”, puntualiza la funcionaria civil.

Todos los eventos tuvieron lugar en el número 10 de Downing Street o en la Oficina del Gabinete, excepto uno en el Departamento de Educación.

Sue Gray
Sue Gray fue la encargada de investigar y redactar el informe.

“No me corresponde a mí emitir un juicio sobre si se ha infringido la ley penal; eso es propiamente un asunto para la aplicación de la ley”, dijo Gray, segunda secretaria permanente de la Oficina del Gabinete y que reporta al funcionario de más alto rango de Reino Unido, Simon Case.

Sobre la investigación que lleva a cabo la policía, Gray escribió en su informe que ha estado “en contacto regular con la Policía Metropolitana ya que mi trabajo ha progresado para que puedan tomar decisiones sobre las reuniones bajo examen, incluida la posibilidad de iniciar su propia investigación”.

4. Miembros que querían informar de lo ocurrido pero no pudieron

Una de las últimas revelaciones del informe es que “algunos miembros del personal querían plantear inquietudes sobre los comportamientos que presenciaron en el trabajo, pero a veces se sentían incapaces de hacerlo”.

“Ningún miembro del personal debe sentirse incapaz de informar o desafiar la mala conducta donde la presencian”, señaló Gray.

El documento también apunta que debería haber “formas más fáciles para el personal de plantear tales inquietudes de manera informal, fuera de la cadena de gestión”.

Qué ha dicho Boris Johnson sobre el informe

Nick Eardley, corresponsal político de la BBC, sostiene que en una primera lectura, “algunas de las conclusiones son bastante condenatorias para Downing Street en un momento de restricciones por el confinamiento”.

Tras recibir el informe, Johnson se pronunció en la Cámara de los Comunes, pidiendo una disculpa “por las cosas que simplemente no hicimos bien” y “la forma en que se ha manejado este asunto”.

El primer ministro aceptó todas las conclusiones del informe de Sue Gray: “No sirve de nada decir que esto o aquello estaba dentro de las reglas”.

La afirmación contrasta con sus declaraciones de hace dos semanas, cuando señaló que “nadie” le advirtió que una fiesta con bebidas “iba contra las reglas”.

“Esta pandemia fue dura para todos”, añadió ante los parlamentarios este lunes. “Pedimos a la gente de todo el país que hiciera los sacrificios más extraordinarios”.

A medida que las filtraciones en la prensa sobre las distintas fiestas −incluida del mismo día en que la reina Isabel II estaba de luto por la muerte de su marido, el príncipe Philip−, se han ido sucediendo, la indignación de los británicos ha crecido y han surgido innumerables testimonios de personas que no pudieron despedirse de sus seres queridos por el confinamiento.

El primer ministro dijo que entiende la ira que siente la gente y que “no es suficiente pedir perdón”.

Otro de los puntos calientes de la alocución de Johnson fue sobre la publicación o no del informe completo, con aquellas partes que la policía ha pedido a Gray omitir.

Johnson ha dicho que “tomará una decisión” al respecto después de la investigación policial. “Es lo correcto”.

La presión sobre Johnson es mucha.

Aunque, en opinión del corresponsal de política de la BBC, lo “importante” ahora es cómo reaccionan los parlamentarios conservadores.

De hecho, el parlamentario conservador Andrew Mitchell dijo estar “profundamente preocupado por estos hechos” tras la alocución del primer ministro.

“Ya no cuenta con mi apoyo”, añadió.

El también conservador Tobias Ellwood señaló que su respaldo es condicional: “Si el primer ministro no publica el informe completo, ya no contará con mi apoyo”.

El líder del Partido Laborista británico, Sir Keir Starmer, señaló por su parte que los británicos creen que Johnson debería “hacer lo correcto y dimitir”, pero consideró que el primer ministro “un hombre sin vergüenza”.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba