Internacional

Boris Johnson revela disputa por las Malvinas con el presidente argentino, Alberto Fernández, en el G7

Boris Johnson reveló que tuvo un intercambio “franco” con el presidente de Argentina, Alberto Fernández, sobre la soberanía británica de las islas Malvinas en la conferencia del G7.

El primer ministro compartió su disgusto por el hecho de que el tema se planteara cuando los líderes se reunieron al margen de la cumbre en Alemania poco después del 40º aniversario de la guerra por las islas del Atlántico Sur.

Cuando se le preguntó si estaba decepcionado de que Fernández mencionara el control británico, Johnson dijo a los periodistas: “Sí”, antes de decir que les había recordado que el asunto estaba resuelto.

“Se había decidido de manera decisiva hace muchos, muchos años, y no vi ninguna razón para que participáramos en una discusión sustantiva al respecto”, dijo el primer ministro en su viaje desde el G7 a la cumbre de la OTAN en Madrid.

Agregó: “Hice notar que estábamos pasando mucho tiempo hablando de Ucrania, donde el principio en juego era el derecho de las personas soberanas e independientes a determinar su futuro”.

La guerra no declarada de 1982 entre Gran Bretaña y Argentina, tras la invasión de las islas por la junta del general Leopoldo Galtieri, se cobró la vida de 255 miembros de las fuerzas británicas.

Según la declaración de la delegación argentina después de la reunión del G7, Fernández dijo que las Malvinas eran un “enclave colonial” y dijo que el tema de la soberanía era diferente al de Ucrania.

También se dice que el presidente le pidió al primer ministro el restablecimiento de los vuelos a las islas desde Argentina.

“Me enteré de que nuestros amigos en la delegación argentina presentaron esto como una conversación más enconada de lo que fue”, dijo Johnson el martes. “Diría que fue honesta, libre, pero me pareció amigable”.

Cuando se le preguntó qué le había dicho a Fernández, agregó: “Solo dije que hace 40 años que el Reino Unido, a costa de sacrificar muchas vidas, había reivindicado el principio de que los habitantes de las islas Malvinas deberían tener derecho a determinar su futuro bajo los principios diplomáticos básicos y tienen derecho a ser británicos”.

Mientras tanto, se supo que Johnson y el presidente francés, Emmanuel Macron, bebieron whisky juntos en la cumbre del G7 en Baviera el domingo por la noche, según una fuente del gobierno del Reino Unido.

“El primer ministro no es un gran bebedor, ni un fiestero nocturno”, dijo el funcionario, y reveló que Johnson se levantó temprano el lunes en la mañana a nadar.

Johnson también disfrutó de las “bromas constantes” con su homólogo canadiense Justin Trudeau sobre las infames fotos de los paseos a caballo de Vladimir Putin con el torso desnudo.

“Trudeau corrió alrededor del lago mientras el primer ministro nadó en él”, dijo la fuente. “Así que las bromas sobre montar a pelo e imitar a Putin y mostrar sus pectorales cobraron nueva vida”.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button