Política

Cámara de Diputados: hacia la sostenibilidad ambiental y humana

El buen funcionamiento de la Cámara de Diputados depende de factores que van más allá de la tarea de legislar que llevan a cabo mujeres y hombres parlamentarios y sus equipos. Existen órganos que se encargan de mantener el recinto legislativo y a las personas que ahí laboran en las mejores condiciones.

 

Esa tarea, a cargo del Lic. Juan Carlos Cummings García, Secretario de Servicios Administrativos y Financieros (SSAF) de San Lázaro, se hace hoy con consideración a la relación que guarda lo humano con su ambiente y el planeta.

 

A través de una ambiciosa agenda, los órganos de gobierno y administrativos del recinto de San Lázaro emprendieron iniciativas que buscan no sólo una mayor eficiencia presupuestal, sino también desarrollar una cultura de sostenibilidad integral en sus instalaciones y espacios naturales, incluyendo el bienestar de quienes trabajan en el Poder Legislativo.

 

Para lograrlo, a partir de 2018 la LXIV Legislatura diseño diseñó un Programa de Sustentabilidad Integral (PSI), que se articuló con un Grupo de Trabajo bajo la coordinación de la Secretaría General, encabezada por la Mtra. Graciela Báez, mismo que continúa con la LXV Legislatura.

 

Este Programa ya ha dado frutos e impacta en aspectos como los siguientes:

• Reducción del consumo de energía eléctrica

• Disminución del consumo de agua y su reúso

• Mejoramiento en el manejo y reducción de la generación de residuos, papel, envoltorios y envases

• Preservación y mejora de la infraestructura y funcionalidad estética con sentido ecológico

• Promoción de la educación ambiental y mejora de la calidad de vida en los espacios laborales dentro de San Lázaro

 

El PSI se elaboró con la participación de la Secretaría del Medio Ambiente, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, el Centro de Educación y Capacitación para el Desarrollo Sustentable (Semarnat), la Agencia Alemana para la Cooperación Internacional y expertos de diversas instituciones de la sociedad civil.

 

Cuidar la luz, los grifos y los envases

Los avances en las diferentes áreas son concretos y notables. En el periodo comprendido entre 2018 y 2021 el consumo de electricidad, medido en KWts, cayó 44.8%, lo que significó en facturación una baja de 39.3%. Asimismo, se redujo en

44.4% el consumo de agua potable en las instalaciones, y la compra de agua embotellada pasó de 274,769 litros en 2018, a sólo 16,520 litros en 2021.

 

Al adquirirse notablemente menos líquido en envases se evitó generar el consecuente volumen de residuos plásticos –se eliminó la compra de botellas de plástico de 1.5 litros, y se instalaron bebederos, por ejemplo–, pero no sólo eso: también en las oficinas, gracias a adecuaciones tecnológicas y el aumento de la conciencia ecológica, el gasto de uso físico de papel tamaño carta y tamaño oficio cayó, en ambos casos, a cerca de la mitad comparando de 2018 al 2021. Al usarse menos papel y menos botellas, ya no fue necesario rentar bodegas que se utilizaban para ese inventario.

 

El temblor de 2017

 

Desde 2014 un estudio realizado por expertos de la UNAM determinó que las fachadas de los edificios que dan a la explanada central de la Cámara debían ser sustituidas, y el temblor de 2017 hizo patente la urgente necesidad no sólo de esa medida sino de otras tantas, dado que el recinto legislativo sufrió hundimientos y otras afectaciones.

 

Fue en la actual administración de la Cámara que en 2018 se tomó en serio la necesidad de preservar el patrimonio, pero ahora desde un punto de vista integral, lo que involucraba, además de lo meramente estructural, también la estética y la relación de la gente que ahí labora con su entorno.

 

Entre las principales acciones que realizó la Secretaría General junto con las direcciones vinculadas a las áreas financieras y operativas, tal como la Dirección General de Recursos Materiales y de Servicios de la SSAF, destacan algunas de gran importancia:

 

• Renivelación de dos edificios y sustitución de fachadas en siete de ellos

• Rehabilitación de sistemas de drenaje dañados por asentamientos, construcción de un cárcamo de bombeo y construcción de planta para tratamiento de agua en inodoros

• Modernización de rampas y elevadores para personas con alguna discapacidad

• Remozamiento de áreas verdes del Frontispicio, cambio de piso de la explanada principal, y rediseño de su jardín con plantas nativas

• Rehabilitación de áreas verdes con senderos caminables, jardineras, un huerto urbano y área de plantas polinizadoras

• Diseño de una app de movilidad sustentable para compartir viajes entre los empleados para disminuir la huella de carbono

• Cursos sobre temas básicos de educación ambiental en línea (promovidos a través de @Mx_Diputados) y presenciales para la ciudadanía sobre agricultura

urbana –semillas, jardines, composta, etc. Talleres, cursos y webinars sobre educación ambiental y eficiencia energética para directivos, empleados y Comisiones

 

 

El Programa de Sustentabilidad Integral se entiende como un modelo dinámico que evolucione de acuerdo con las necesidades identificadas en los ejes de trabajo que lo conforman, a través de las Legislaturas por venir mediante de modelos de monitoreo e indicadores de desempeño.

 

Con estas acciones y evaluaciones periódicas se busca que el Palacio Legislativo de San Lázaro, obra del arquitecto Pedro Ramírez Vázquez e inaugurado a principios de los años ochenta, se conserve como patrimonio cultural e histórico de todos los mexicanos, esté en sintonía con las mejores prácticas de sostenibilidad ambiental y garantice la armonía de los cientos de trabajadores, funcionarios y legisladores con su entorno.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba