InternacionalNoticias

“Campo de concentración”. El opositor ruso Alexei Navalny denunció las condiciones de encierro, a 100 kilómetros de Moscú

Tras ser trasladado el viernes pasado desde una cárcel en la región rusa de Vladimir a un lugar no oficialmente informado, el líder opositor ruso Alexei Navalny escribió hoy desde su cuenta de Instagram: “No tenía idea de que era posible organizar un verdadero campo de concentración a 100 km de Moscú”.

Navalny se encontraba en un paradero desconocido, según publicaron sus abogados el viernes pasado en la cuenta del político en Twitter, pero de acuerdo a lo que afirmó ayer el opositor desde sus redes, se encontraría en IK-2 ´Pokrov´, una colonia de trabajo correctiva ubicada en Pokrov.

Hoy, desde Instagram, el político realizó un posteo en el que se lo ve con la cabeza rapada y en el cual da cuenta de su estado de situación. “Las cosas nunca dejan de sorprenderme. El cielo estrellado sobre nosotros, el imperativo categórico dentro de nosotros y la sensación increíble cuando pasas la palma de la mano sobre tu cabeza recién afeitada”, detalló luego de enviar saludos desde “el ´Sector de Control Mejorado A´”.

“Debo admitir que el sistema penitenciario ruso pudo sorprenderme. No tenía idea de que era posible organizar un verdadero campo de concentración a 100 km de Moscú”, escribió.

Las palabras de Navalny

Por otra parte, desde su posteo de Instagram, Navalny asegura que no ha visto situaciones de violencia física desde los guardiacárceles para con él o los presos, por lo que de manera irónica dice que llama a su nueva cárcel: “´Nuestro campo de concentración amistoso´”.

“Todavía no he visto ninguna violencia, ni siquiera una pizca de ella, aunque debido a la postura tensa de los presos, firmes y temerosos de girar la cabeza, creo fácilmente las numerosas historias de aquí, en IK-2 ´Pokrov´ [es una colonia de trabajo correctiva ubicada en Pokrov, Rusia], donde muy recientemente la gente era golpeada hasta la muerte con martillos de madera. Ahora los métodos han cambiado y, para ser honesto, ni siquiera recuerdo un lugar donde todos hablen con tanta cortesía y, en cierto modo, con amabilidad. Eso es lo que llamo mi nuevo hogar: ´nuestro campo de concentración amistoso´”, escribió irónico.

“Están prohibidas las palabrotas y las jergas. Y esta prohibición se aplica estrictamente. ¿Te imaginas una prisión donde no juren? Algo terrible. Hay cámaras de video en todas partes, todo el mundo está vigilado y ante la menor infracción hacen una denuncia. Creo que alguien en el piso de arriba leyó 1984 de Orwell y dijo: ´- Sí, genial. Hagámoslo. Educación a través de la deshumanización´”, continuó.

“Pero si tratas todo con humor, entonces puedes vivir. Entonces, en general, lo estoy haciendo bien. Incluso hay momentos coloridos en la vida cotidiana en blanco y negro”, detalló para luego enviar saludos.

Navalny, opositor al presidente Vladimir Putinregresó este año a Rusia desde Alemania donde estuvo internado tras haber sido envenenado. Al llegar, le notificaron que debía cumplir su sentencia y el mes pasado fue encarcelado por supuestas violaciones de la libertad condicional relacionadas con un caso de malversación de fondos que, según él, fue inventado por motivos políticos, algo que las autoridades niegan.

Decenas de países, entre ellos Estados Unidos, pidieron el viernes a Rusia que libere a Navalny, al afirmar que su encarcelamiento es ilegal y exigir una investigación sobre su envenenamiento el año pasado. En una declaración leída por los representantes Polonia ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, afirmaron que las acciones de las autoridades rusas contra el líder de la oposición eran “inaceptables y con una motivación política”. Los 45 países eran principalmente europeos, pero entre ellos también se encontraban Australia, Canadá y Japón.V

Artículos relacionados

Back to top button