InternacionalNoticias

Con condiciones imposibles, el chavismo dinamita el objetivo de la oposición de convocar a un referéndum revocatorio

CARACAS.- El espejismo del revocatorio contra Nicolás Maduro murió al cuarto día de nacido para dar la razón a quienes advirtieron de que se trataba de la penúltima trampa política del chavismo. Así lo decretó el nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE), al imponer un cronograma exprés con condiciones imposibles para recoger el miércoles de la semana que viene las 4.200.000 necesarias para convocar el referéndum.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.

Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Se tendrían que procesar cinco electores por minuto por 12 horas en todas las máquinas del país, sin margen de error”, denunció Roberto Picón, rector del propio CNE, quien juntó a Enrique Márquez salvaron su voto en la resolución del árbitro electoral.

Para cumplir semejante meta sería necesario que firmantes y procesadores en los 1.2000 puntos de recogida, que se conocieron horas después, fueran tan rápidos como el equipo olímpico de velocistas jamaicanos y con la resistencia de los mejores ´Ironman´ del planeta.

Picón recalcó que la auditoría del software que garantice la inviolabilidad del proceso no se ha realizado y que tampoco se han nombrado testigos independientes. En definitiva, un proceso netamente revolucionario.

“Resulta una bufonada, no es humanamente posible recaudar las firmas dentro de los horarios establecidos. Tampoco se debe exponer a la ciudadanía a inmensas colas en pleno pico de omicron. Estamos frente a un golpe de Estado contra la Constitución. El presidente del país no quiere contarse”, reaccionó el exgobernador César Pérez Vivas, uno de los dirigentes que apostó por el referéndum revocatorio (RR). Además, el CNE exige que la meta del 20% de firmas del registro electoral no se contabilice a nivel nacional, sino que sea región a región: 23 veces más difícil, porque además entre seis y siete millones de personas han huido de Venezuela y no podrán participar desde sus países de acogida.

06/12/2020 El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, tras votar en las elecciones legislativas de Venezuela, el 6 de diciembre de 2020 POLITICA SUDAMÉRICA VENEZUELA PRENSA PRESIDENCIAL VENEZUELA
06/12/2020 El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, tras votar en las elecciones legislativas de Venezuela, el 6 de diciembre de 2020 POLITICA SUDAMÉRICA VENEZUELA PRENSA PRESIDENCIAL VENEZUELA

06/12/2020 El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, tras votar en las elecciones legislativas de Venezuela, el 6 de diciembre de 2020 POLITICA SUDAMÉRICA VENEZUELA PRENSA PRESIDENCIAL VENEZUELA

De obrarse un milagro y conseguir semejante proeza, los convocantes debería superar después en referéndum los votos alcanzados en 2018 por el “presidente pueblo”: 6.245.862. “Ellos saben que pierden el RR y quieren hacerlo inviable”, subrayó Nícmer Evans, exdirigente chavista. La fórmula del revocatorio, uno de los inventos de Hugo Chávez para la Constitución de 1999, había calado sobre todo entre antiguos seguidores del “comandante supremo”, enemigos hoy de Maduro. Incluso el Partido Comunista de Venezuela (PCV), enfrentado hoy al madurismo, había mostrado su apoyo a la iniciativa.

Los convocantes han anunciado que no renuncian a su lucha y que realizarán actos de protesta para activar el mecanismo, en un intento final por salvar un proceso cuyas complejidades eran manifiestas.

“La dictadura le tiene miedo al ejemplo de los barineses (el chavismo perdió la cuna de la revolución pese a forzar una segunda votación). Luego de su derrota en 2015, el régimen y Maduro han secuestrado el derecho al voto del venezolano. El reto es defender la voluntad del pueblo. Seguimos luchando por condiciones para una elección libre y justa”, reaccionó Juan Guaidó, presidente encargado, quien como el resto de la Unidad Democrática se había mantenido al margen del proceso. No obstante, varios dirigentes, sobre todo de Voluntad Popular (VP) habían deslizado al interior del partido su interés por sumarse al RR en las próximas horas.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.

Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Más allá de si se está de acuerdo o no con el RR como estrategia del lucha, lo que es innegable es que es un derecho constitucional que también nos arrebataron. Como tal hay que denunciarlo y hacer que la dictadura pague otro costo más. Todo suma”, añadió Freddy Guevara, uno de los principales dirigentes de VP.

La mayor parte de la oposición estima que las elecciones presidenciales de 2024 son la principal carta posible ante la revolución, que de momento se niega a regresar a la mesa de negociación de México. Unas elecciones para las que Maduro ya ha adelantado su deseo de seguir al frente del chavismo, incluso con la propuesta de un plan gubernamental con fecha final en 2030.

“Sí así se comportan frente al RR, imagínense con las presidenciales. La ingenuidad no es útil en escarnios de este tipo”, recordó por su parte el economista Henkel García.

21-08-2021 El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro POLITICA SUDAMÉRICA VENEZUELA PRESIDENCIA VENEZUELA
21-08-2021 El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro POLITICA SUDAMÉRICA VENEZUELA PRESIDENCIA VENEZUELA

21-08-2021 El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro POLITICA SUDAMÉRICA VENEZUELA PRESIDENCIA VENEZUELA

Los pocos días transcurridos desde el inicio del proceso hasta su ejecución del viernes por la noche han despertado, por el contrario, ciertos recelos en la oposición y en la sociedad civil. El RR ya estaba generando nuevas barricadas y conflictos en quienes se oponen al chavismo, por lo que se esperaba que el proceso se alargase en el tiempo para hacer más mella en el seno de la Unidad Democrática.

Una de las conjeturas, mayoritaria entre los dirigentes, es que el oficialismo ha querido acabar con una “bola de nieve” que amenazaba con agigantarse por las ansias de cambio del pueblo venezolano, que las encuestas sitúan entre el 74% y el 84%.

Pero otro sector, más minoritario, vaticina que las maniobras gubernamentales no han acabado, incluso atisban la imposición de un nuevo cronograma desde el poder judicial para prolongar la agonía opositora.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba