Noticias

Consulta a pueblos indígenas y afromexicanos debe ser libre, previa e informada

• Diputadas y diputados se reúnen con funcionarios del INE para analizar el Proyecto de Distritación Electoral Nacional

• Externaron inquietudes sobre el respeto a los derechos de las comunidades

La Comisión de Pueblos Indígenas y Afromexicanos se reunió con el consejero electoral del Instituto Nacional Electoral (INE), Ciro Murayama Rendón, y diversos funcionarios del Instituto, para analizar el Proyecto de Distritación Electoral Nacional.

La presidenta de la instancia legislativa, diputada Irma Juan Carlos (Morena), consideró relevante conocer lo que se hace en el proceso de consulta a los pueblos indígenas, porque entendemos “que la distritación tiene su propia justificación técnica, pero queremos saber si se hace de acuerdo a los criterios y estándares internacionales, es decir que sea libre, previa e informada a los pueblos indígenas y afromexicanos del país”.

Recordó que en la reunión del pasado 22 de junio, diputadas y diputados del PT, Morena y PAN manifestaron su preocupación sobre el proceso de distritación que lleva a cabo el INE y sobre la consulta a los pueblos indígenas y afromexicanos que paralelamente se realizaba.

Externó que han detectado algunas inconformidades de las comunidades. Si bien “entendemos la parte técnica, la distritación no se hace pensando en las culturas, en la orografía, en las particularidades de las propias comunidades y costumbres, ya que tan sólo Oaxaca tiene 16 grupos étnicos, siete culturas y 570 municipios”.

Pidió una actualización de los escenarios, pues al inicio se veía cómo se descomponían los distritos que están vigentes e incluso las cabeceras y, por ende, las autoridades están asustadas o preocupadas. Es necesario, añadió, saber cómo han avanzado y revisar las cuestiones particulares de cada estado, “porque tal vez estemos rompiendo sus culturas o transgrediendo sus derechos y alterando la actividad comunitaria”.

Argumentó que las comunidades tienen sus propios tiempos, formas de gobierno y usos y costumbres, y “llevar a las autoridades a una consulta en donde les hacen llenar un formato cuadrado y les dan información sin el tiempo para analizar, es un tema a analizar”.

Intervención de diputadas y diputados

El diputado Saúl Hernández Hernández (Morena) aseguró que la redistritación que lleva a cabo el INE, en lugar de animar, desanimará la participación ciudadana, pues en el caso de San Luis Potosí están presentes tres grupos indígenas, los cuales sienten que se violentan sus derechos, por lo que propuso que esta acción se haga por grupo étnico, ya que “cada cultura tiene sus usos y costumbres, autonomía y libre determinación” y no se haga solo por número de votantes.

Alfredo Vázquez Vázquez, también de Morena, explicó que el cambio de cabeceras distritales estratégicamente no facilita el trabajo y menos en lo que respecta a identidad cultural. Pidió se haga un ejercicio de consulta pues se requiere siempre en este tipo de decisiones. Comentó que el INE debe apoyarse en equipo especializado en comunidades indígenas para evitar usurpaciones por parte de candidatos que se hagan pasar como indígenas para representar a la población.

De Morena, el diputado Carlos López Guadarrama aplaudió que haya representación indígena, ya que no había y ahora se plantean tres. Externó su preocupación por la reducción de distritos en el Estado de México, al pasar de 41 a 40, y dijo que en la zona oriente hay comunidades indígenas migrantes o residentes, pero no están contempladas en la redistritación, así como a los pueblos originarios, principalmente los de Chimalhuacán.

A través de plataforma digital, el diputado Pedro Sergio Peñaloza Pérez (Morena) señaló que los criterios que tiene establecidos el INE en materia de distritación no es favorable, porque la dispersión de los afromexicanos no garantiza su representación, por lo que invitó a una reflexión para encontrar la solución a esta problemática.

Vía Zoom, María del Rosario Reyes Silva, diputada de Morena, comentó que en la distritación se debe estar cerca de la ciudadanía para conocer su opinión, ya que algunos han expresado su inconformidad porque los fragmentaría y se complicaría su movilidad, lo cual afecta su representación.

De Morena, la diputada Luz Adriana Candelario Figueroa dijo que el INE queda debiendo mucho a las comunidades, pues los trabajos de redistribución deben ser más cerca de la gente, en sus territorios y no sea una máquina quien dé los números, especialmente porque muchas comunidades son de difícil acceso y no asisten. Pidió se dote de materiales para que sean llevados a las comunidades y que todos los pueblos originarios y afromexicanos estén informados.

Carlos Alberto Valenzuela González, diputado del PAN, mencionó que en Veracruz existe la preocupación por parte de las autoridades de la Sierra del Totonacapan del Distro VI, de Papantla, respecto a que haya una posible división de estos municipios y la cabecera distrital se traslade a Poza Rica o a Tuxpan.

Por el PRI, la diputada Sayonara Vargas Rodríguez pidió conocer la metodología, cómo se distribuye el trabajo y cómo se hacen las consultas, ya que Hidalgo tiene poco más de un millón de habitantes indígenas. Además, aplaudió la propuesta de candidaturas indígenas y que éstas tengan conocimiento de la lengua indígena y la sepan hablar, “porque sería el lazo, cercanía y empatía con el pueblo indígena que representa”.

Mediante plataforma digital, el diputado del PRI, Eduardo Zarzosa Sánchez, expresó que la tarea que realiza el INE parte de un mandato constitucional, por lo que dio su voto de confianza al Instituto y la representación nacional de las fuerzas políticas y propuso otra reunión a fin de que sea presentado el segundo escenario.

Del PVEM, la diputada Fátima Almendra Cruz Peláez consideró indispensable respetar las condiciones de vida de los pueblos originarios y emprender acciones afirmativas que abonen a legislar a favor de ellos. Se manifestó para que el INE, el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), se coordinen en estos temas.

Vía Zoom, la diputada Maribel Martínez Ruiz (PT) indicó que el objetivo de la reunión es diseñar políticas públicas tanto en el ámbito de la administración y los órganos autónomos desde la perspectiva e identidad cultural y socioeconómica de las comunidades indígenas. Apuntó que en el caso de Oaxaca, en un primer escenario la redistritación resultaba agresiva e insensible no sólo por la orografía de la entidad, sino que por las horas de traslados y movilidad.

La diputada Esther Martínez Romano, del PT, explicó que de parte de diversos partidos políticos no hubo las postulaciones correctas, pues en ocasiones los candidatos no representaban a los pueblos y comunidades, por lo que pidió al INE tome en cuenta las propuestas legislativas y acciones

La diputada María Teresa Rosaura Ochoa Mejía (MC) externó su inquietud si en el Estado de México, aparte de la división por lenguaje, etnia y costos de comunicación para que las comunidades tengan información clara y precisa de los procesos y capacitación e incentivar su participación en las próximas elecciones, la distritación se aplicaría para el próximo ejercicio electoral de la entidad o será para el 2024.

Participación de funcionarios

El consejero del Instituto Nacional Electoral (INE), Ciro Murayama Rendón, dijo que el proceso de distritación ha sido transparente y abierto al escrutinio público, censal y antropológico en cada municipio del país, toda vez que se involucró a las comisiones locales, distritales y nacional de vigilancia y fue realizado porque es una responsabilidad del INE con base en los resultados del Censo Nacional de Población y Vivienda del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Apuntó que, en contraste con el censo realizado en 2010, sólo se registró a 11 millones 132 mil personas indígenas y en 2020 a 23 millones 229 mil, lo cual se debió a que se incluyeron los criterios de los tratados internacionales que ha firmado México, como es el 168 de la Organización Internacional del Trabajo que determina que las personas indígenas no sólo son aquellas que hablan una lengua.

Expuso que la distritación es una expansión de los distritos indígenas al nivel federal y local, y su finalidad es garantizar el derecho humano a la representación. Resaltó que donde haya 40 por ciento de población indígena o afromexicana se formarán distritos.

Informó que hasta el día de hoy se han aprobado seis entidades a nivel local que son Campeche, Coahuila, Colima, Chihuahua, Ciudad de México y Puebla, cuatro de ellas contaron con el consenso de todas las fuerzas políticas y además se atendieron las opiniones de las comunidades indígenas.

René Miranda Jaimes, director ejecutivo del Registro Federal de Electores, indicó que las redistritaciones es un mandato constitucional, y explicó que todas las etapas de consulta para la redistritación que indica la ley están incluidas dentro del protocolo que están llevando a cabo, pues es un tema que toman con toda seriedad a nivel nacional.

“Los insumos que usamos son neutros, públicos, la cartografía está actualizada, usamos las métricas que instancias del Estado mexicano han puesto a consideración, datos de población indígena y afromexicana, lo que le da mucha fortaleza al ejercicio”, expuso.

También, se informó que para el proceso de Distritación Nacional 2021-2023 se consideró una población afromexicana de 1.4 millones de personas y de 1.2 millones que dijeron ser indígenas, concentrada principalmente en municipios de Guerrero, Oaxaca y Veracruz.

A la reunión asistieron Juan Gabriel García Ruiz, director de la Secretaría de las Comisiones de Vigilancia; Jesús Ojeda Luna, coordinador de Operación en Campo; Arnulfo Ambriz Osorio, coordinador de Estudios de Pueblos Indígenas y Afrodescendientes, y Luis Ruvalcaba Pérez, subdirector de Desarrollo de Sistemas Geográficos Electorales.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button