InternacionalNoticias

Crisis en Brasil: el gobierno de Bolsonaro anunció la salida de los tres comandantes de las Fuerzas Armadas

RÍO DE JANEIRO.- Los comandantes del Ejército, de la Aeronáutica y de la Marina brasileña dejaron sus cargos el martes, un día después del desplazamiento del ministro de Defensa, Fernando Azevedo e Silva. La decisión fue confirmada en una reunión entre los comandantes de las Fuerzas Armadas con el nuevo jefe de Defensa, Walter Braga Netto, según informó el Ministerio en una nota.

La salida sorpresiva de Azevedo e Silva, ahora seguida por la salida de los jefes de las tres fuerzas, alimentó especulaciones sobre un intento del presidente Jair Bolsonaro de buscar un alineamiento de los militares con el gobierno intentando politizar los cuarteles, en un momento de crisis política agravada por la pandemia.

“Preservé las Fuerzas Armadas como instituciones de Estado”, dijo Azevedo el martes, en su carta de renuncia.

El general Edson Pujol, jefe del Ejército; el almirante de escuadra Ilquer Barbosa, de la Marina; y el teniente brigadier Antonio Moretti Bermudez, de la Aeronáutica, recibieron la noticia de que serían despedidos esta mañana y todavía no se conoce quiénes serán sus reemplazantes.

Pujol había intentado durante su gestión mantenerse distante del gobierno, ante un Bolsonaro que llegó a referirse a la fuerza como “mi ejército”. En noviembre del año pasado, el presidente había contestado una declaración del exjefe del Ejército que había resaltado que los militares no quieren ni tienen interés de involucrarse en política. La declaración de Pujol había sido interpretada como una crítica al presidente, quien dos días antes había dicho que cuando se acabara la saliva había pólvora para defender la Amazonía.

“La afirmación de Pujol -elegido por mí para comandante del Ejército- viene exactamente al encuentro de lo que pienso sobre el papel de las Fuerzas Armadas en el escenario nacional”, había dicho Bolsonaro a modo de respuesta. “Son el mayor sustento y garantía de la democracia y de la libertad. Deben mantenerse apartidarias, basadas en la jerarquía y la disciplina sobre autoridad suprema del Presidente de la República”.

El lunes Bolsonaro promovió seis cambios en su equipo de ministerios, en la mayor reforma desde que asumió la presidencia. El movimiento, que incluyó la salida del excanciller Ernesto Araújo, fue interpretado como un intento de agradar al bloque del “centrão” en el Congreso y alinear a los militares.

Por su parte, el vicepresidente de Brasil, general Hamilton Mourão, descartó hoy la posibilidad de un golpe de Estado luego de la crisis militar causada por la decisión de Bolsonaro de echar al ministro de Defensa y provocar la salida de los jefes de las tres Fuerzas Armadas. ”[La chance de una ruptura institucional] es cero. Pueden designar a quien quieran, no hay ruptura institucional. Las Fuerzas Armadas siempre se van a guiar por la legalidad”, dijo Mourão al canal de noticias GloboNews.v

Artículos relacionados

Back to top button