InternacionalNoticias

El ácido mensaje de Hillary Clinton luego de que Rusia la incluyera en su “lista negra”

La exsecretaria de Estado de los Estados Unidos, Hillary Clinton, respondió con sarcasmo a ser incluida dentro de la lista de sancionados por el Kremlin, en el marco de la invasión rusa a Ucrania. A través de un posteo en Twitter, celebró: “Quiero agradecer a la Academia Rusa por este Premio a la Trayectoria”.

La publicación de la esposa de Bill Clinton se hizo eco luego de que la nación liderada por Putin decidiera aplicar penalidades al presidente estadounidense Joe Biden y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau. Como era de esperarse, no fueron los únicos. Altos responsables de ambos países terminaron siendo anexados.

En total, sobre 13 “responsables” norteamericanos pesan medidas sobre las que no se dieron más detalles. “Es la consecuencia inevitable de la tendencia extremadamente rusófoba que mantiene el actual Gobierno de Estados Unidos”, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia en un comunicado.

Entre los líderes estadounidenses sancionados figuran también el secretario de Estado, Antony Blinken, el jefe del Estado Mayor conjunto Mark Milley, el asesor de Seguridad Nacional, Jake Sullivan, el director de la CIA, William Burns y la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.

Esta última, al igual que lo hizo Clinton, ironizó ante el dictamen del Kremlin. Psaki recordó que el nombre completo del jefe de Estado es Joseph Robinette Biden Junior, denominación que heredó de su padre. Teniendo eso en cuenta, evidenció que el apellido completo del mandatario no es el que aparece en la lista.

“El presidente es un ‘junior’, por lo que es su padre quien pudo haber sido sancionado en vez de él. Que descanse en paz”, dijo en su conferencia de prensa diaria. Continuando con el lista, se informó el impedimento de entrada al país del hijo del mismo presidente Biden, conocido por el nombre Hunter.

Los sanciones rusas para Canadá

Haciendo foco en territorio canadiense, se anunciaron medidas punitivas para al menos 313 individuos, de los cuales la mayoría se desempeñan como ministros del gobierno de Trudeau. En las próximas horas, el Kremlin planea continuar expandiendo su listado.

Según el ministerio previamente mencionado, los próximos a incluir son militares, legisladores, empresarios y figuras de los medios de comunicación estadounidenses que hayan “atentando contra Rusia” o “estén yendo en contra de los intereses que los rusos pregonan”.

La decisión del Kremlin tiene, en sí, una motivación. Tras concretarse la intervención militar a Ucrania, Estados Unidos prohibió la entrada al presidente ruso, Vladimir Putin, y a su ministro de Exteriores, Serguei Lavrov, e implementó una serie de sanciones económicas, jugada que Rusia ahora hace propia.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba