Nacional

‘El Gran Capricho de AMLO’, el nuevo reportaje publicado por Aristegui que hizo enfurecer al presidente

Andrés Manuel López Obrador (AMLO) tomó la decisión de cancelar al Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM) antes de asumir la presidencia. Durante la transición, fue firme en su postura: la obra no seguiría adelante. En cambio, para combatir la saturación del Aeropuerto Benito Juárez, se construyó el Aeropuerto Felipe Ángeles en la exbase militar de Santa Lucía. La decisión fue la primera gran controversia de López Obrador y un reportaje de Aristegui Noticias lo ha devuelto a la palestra.

En el portal dirigido por la periodista Carmen Aristegui, se publicó un reportaje realizado por Regina Diez Gutiérrez, con el título: El Gran Capricho de AMLO. Desvíos e irregularidades por cancelación del NAIM (son dos partes). En el texto, se da cuenta de dos grandes desvíos de dinero. Hasta 2019, había 1 mil 200 millones de dólares en el Fideicomiso de Desarrollo del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México. Sin embargo, ese dinero fue desviado para financiar uno de los proyectos emblemas del actual sexenio: el Tren Maya, según confirmó Javier Jiménez Espriú, exsecretario de Comunicaciones y Transporte.

El propio Jiménez Espriú confirmó que se tomaron 1 mil 200 millones de dólares provenientes de Bonos MEXCAT, el fondo de inversión para pagar el Aeropuerto de Texcoco, para la construcción del Tren Maya.  Además, se reveló que las Tarifas de Uso Aeroportuario (TUA), pagados por los pasajeros que viajan en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, han sido utilizadas, desde 2020, no sólo para el mantenimiento del AICM sino también para pagar los 1 mil 200 millones de dólares tomados de Bonos MEXCAT, que fueron destinados para el Tren Maya (6 mil millones dólares es el costo estimado de ese proyecto). Es decir, la TUA ha sido usada para pagar la cancelación del NAIM y la construcción del Tren Maya.

La acción infringe el Artículo 381 de la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito, que establece que los recursos del Fideicomiso de Desarrollo 80726 no pueden ser utilizados para otros fines de los determinados originalmente. Con ese fideicomiso se debió seguir pagando la deuda adquirida por la cancelación del NAIM, como se había hecho con los primeros 1 mil 800 millones dólares que habían servido como primera cuota de pago.

La publicación del reportaje causó estragos inmediatos en Palacio Nacional. El presidente, lejos de dar una explicación sobre lo revelado en la pieza periodística, descalificó de manera directa a Carmen Aristegui, ensanchando la grieta abierta a lo largo del sexenio. Aristegui ha mantenido su posición de periodista, la cual implica crítica hacia todos los frentes políticos, sin importar que en algún momento haya existido cercanía ideológica entre ambos.

López Obrador lanzó el siguiente comentario: “Si estuviésemos nosotros encubriendo, si no estuviésemos actuando con principios, me estaría preocupando el reportaje de la paladina de la libertad”, expresó en su conferencia del pasado martes. Y destacó las labores de mantenimiento que se han hecho en el Benito Juárez: “Nada más les voy a dar un dato, el aeropuerto actual de la Ciudad de México no puede ser pavimentado con pavimento hidráulico, tienen que ser pavimentado las pistas, sólo pueden resistir emulsión asfáltica por los hundimientos, hay que estar bacheando constantemente”.

Aristegui ha respondido así a los ataques presidenciales: “Lo esencial del reportaje está escrito, está expuesto, está explicado y ni una sola línea de lo que se ha publicado ha sido controvertido por el gobierno de la República. Lo que hay son descalificaciones, intento de minar la credibilidad de una periodista, y las demás cosas que son comunes”. López Obrador ha preferido desviar la mira para atacar al periodismo una vez más, pero sin dar explicaciones ni usar el afamado derecho de réplica.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba