InternacionalNoticias

Escándalo por racismo: renunció la jefa de la policía de Londres

La jefa de la policía de Londres, Cressida Dick, renunció hoy, pocos días después de la divulgación de un informe que reveló comportamientos racistas, misóginos y discriminatorios entre agentes de Scotland Yard que fueron repudiados por el alcalde de la capital británica, Sadiq Khan.

Asimismo, Dick también había sido objeto de duras críticas por no haber investigado las fiestas en Downing Street y en los círculos de poder a pesar de las restricciones sanitarias, un escándalo que amenaza la supervivencia política del primer ministro Boris Johnson.

La jefa de la policía londinense afirmó en un comunicado que no tenía “más opción que la de renunciar”, después que Khan afirmara que ya había perdido la confianza en ella.

Por su parte, el alcalde de Londres señaló o hoy que no estaba “satisfecho con la respuesta de la comisaria” después de que le comunicara los cambios necesarios para “erradicar el racismo, el sexismo, la homofobia, el acoso, la discriminación y la misoginia” en el cuerpo.

“La semana pasada dejé claro a la comisionada de la Policía Metropolitana el cambio que creo que se requiere con urgencia para reconstruir la confianza de los londinenses en la institución”, expuso el alcalde, quien dijo sentirse insatisfecho con la respuesta de Dick a esta serie de escándalos.

“Está claro que el alcalde ya no confía en mi liderazgo para continuar”, expresó hoy Dick al aclarar que seguiría en su puesto hasta que se nombre un sucesor.

El anuncio se produce cuando la policía está investigando el “escándalo Partygate”, sobre varias reuniones navideñas en 2020 en la sede gubernamental de Downing Street durante el más duro confinamiento por coronavirus, un hecho que involucró y complicó en grado sumo al primer ministro Boris Johnson.

En tanto, el primer ministro dio las gracias a Cressida Dick desde su cuenta de Twitter por “proteger a los ciudadanos y hacer más seguras nuestras calles”. Y en ese sentido resaltó: ”Cressida ha servido a su país con gran dedicación y distinción durante muchas décadas”.

La dimisión de la funcionaria, de 61 años, se produce tras la publicación, el 1 de febrero, de un informe condenatorio de la IOPC, la oficina de asuntos internos de la policía británica.

La IOPC revisó miles de mensajes intercambiados por policías en las redes sociales, “muchos de los cuales eran altamente sexualizados, discriminatorios o hacían referencia a la violencia”.

Incluían referencias directas a la violación, usaban lenguaje homófobo o racista y contenían referencias al campo de exterminio nazi de Auschwitz. De los 14 policías incriminados, en su mayoría de la comisaría de Charing Cross, en el centro de Londres, nueve siguen de servicio. Muchos minimizaron los mensajes asegurando que eran bromas.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba