Noticias

Gobierno lanzará campaña antiencriptado para convencer a “gente crédula” de usar menos seguridad telefónica

El gobierno británico lanzará una campaña publicitaria contra el encriptado end-to-end, la tecnología que mantiene seguros los mensajes en WhatsApp, iMessage de Apple y Signal.

El Ministerio del Interior contrató a la agencia de publicidad M&C Saatchi para planificar la campaña con £534.000 libras esterlinas del erario.

“Contratamos a M&C Saatchi para reunir a las muchas organizaciones que comparten nuestras preocupaciones sobre el impacto que tendría el encriptado end-to-end en nuestra capacidad para mantener seguros a los niños”, dijo un portavoz del Ministerio del Interior en un comunicado a Rolling Stone, quienes fueron los primeros en reportar la noticia.

La nueva campaña se centra en el argumento de que el encriptado mejorado obstaculiza los esfuerzos para abordar la explotación infantil en línea.

Una presentación atribuida a M&C Saatchi señala que “algunas plataformas de mensajería, incluida WhatsApp” ya utilizan el encriptado end-to-end, pero quieren oponerse a que se extienda.

WhatsApp, que es propiedad de Meta (antes Facebook) ya trabaja con las fuerzas del orden para brindarles información sobre la explotación infantil sin romper el encriptado end-to-end.

Los planes incluyen un bombardeo de medios con una “lista acordada de medios de comunicación” que podría incluir una “asociación” con The Sun.

También incluiría esfuerzos de campaña de organizaciones benéficas del Reino Unido, como la NSPCC (Sociedad Nacional para la Prevención de la Crueldad hacia los Niños), agencias policíacas y llamados al público a contactar de forma directa a las empresas de tecnología. La NSPCC se negó a comentar cuando The Independent pidió comentarios.

“[Estamos] explorando una serie de campañas que impulsarían la acción tanto de la coalición como del público… existe la posibilidad de que esto implique una campaña en redes sociales en la que les pediríamos a los padres que escribieran a Mark [Zuckerberg] a través de sus estados de Facebook”, sugirió M&C Saatchi.

“Para el día del lanzamiento”, señala la presentación, “publicaremos un aviso de prensa que anunciará que la organización benéfica para niños más grande del Reino Unido y las partes interesadas se han unido para instar a las compañías de redes sociales a poner la seguridad de los niños en primera instancia”.

Dado que “la mayoría del público nunca ha oído” acerca del encriptado end-to-end, una diapositiva de la presentación acerca de la campaña dice: “las personas pueden ser influenciadas de forma fácil” sobre el tema. La campaña no debe, añade, “iniciar un debate sobre privacidad y seguridad”.

Un truco de campaña físico usaría una “caja de vidrio instalada en un espacio público”, según la presentación.

“Dentro del cuadro, hay dos actores; un niño y un adulto. Ambos desconocidos. El niño se sienta a jugar en su smartphone. En el otro extremo de la caja, vemos a un adulto sentado en una silla también en su smartphone, mientras escribe.

“El adulto de vez en cuando mirará al niño, con intenciones. De forma intermitente a lo largo del día, el ‘vidrio de privacidad’ se encenderá y la caja de vidrio antes transparente se tornará opaca. Los transeúntes no podrán ver lo que sucede dentro. En otras palabras, crearemos una sensación de incomodidad al ocultar lo que el niño y el adulto hacen en línea cuando no se puede ver su interacción”.

El gobierno conservador, así como los gobiernos de EE.UU., Australia, Canadá, Japón y otros, han impulsado un mensaje contra el encriptado durante años.

En 2020, el gobierno conservador argumentó a favor de una concesión para que las fuerzas policíacas pudieran espiar los mensajes. Si bien esto les permitiría vigilar las comunicaciones de los delincuentes, también haría que las plataformas de mensajería populares fueran mucho más vulnerables a personas malintencionadas que podrían acceder a los mensajes de la gente común.

En 2018, una coalición llamada Reform Government Surveillance, que incluye a Apple, Meta, Google, Microsoft y otros, dijo que debilitar la seguridad no es la respuesta para combatir el crimen, mientras que un programa de la NSA (Agencia de Seguridad Nacional) de US$100 millones que analizó mensajes, llamadas telefónicas y mensajes de texto de los ciudadanos estadounidenses solo dio lugar a una investigación y cero arrestos durante cuatro años.

“Queremos trabajar de manera constructiva con las empresas de redes sociales, para asegurarnos de que podemos proteger tanto la privacidad como a los niños en riesgo de abuso. El artículo citado está desactualizado”, dijo un portavoz de la campaña. “El abuso sexual infantil es un crimen horrible y reconocemos que es difícil hablar de él, pero le debemos a los niños y sus familias que trabajemos para encontrar formas de protegerlos en línea”.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba