Nacional

“Hice lo correcto”, dice el exagente del MP denunciado por Gertz y perseguido por la fiscalía capitalina

“Para mí, fue muy emotivo ver la unanimidad de votos de la Suprema Corte de Justicia estableciendo que no había delito imputable a Alejandra Cuevas Morán y Laura Morán Servín, pues con eso puedo, con toda libertad, decir que estuvo bien lo que yo hice cuando, en marzo de 2016, acordé el no ejercicio de la acción penal de esa misma averiguación previa, y el único resultado que obtuve fue que me giraron una orden de aprehensión y perdí mi trabajo, mi prestigio, todo, perdí todo”.

Quien habla es Jorge Octavio “N”, exagente del Ministerio Público de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) que estuvo a cargo del expediente de la muerte de Federico Gertz Manero, hermano del fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero. Este último luego denunció al investigador por el delito de denegación de justicia, por haber concluido que el fallecimiento de su pariente se debió a causas naturales y que no había elementos para acusar a Cuevas y a Morán de homicidio, determinación que el pasado lunes validó la Suprema Corte.

“Con esta resolución, la Corte está estableciendo claramente que lo que hice fue lo correcto al haber determinado el no ejercicio de la acción penal por la actuación de la señora Alejandra y la señora Laura; mi conducta estuvo bien, yo no cometí ningún delito”, dice el exfuncionario, en una de sus primeras apariciones públicas desde que fue procesado por la acusación del fiscal Gertz Manero.

“Las acciones que ellas tomaron para cuidar al señor Federico estaban completamente justificadas, ellas hicieron actos para proteger la salud y la vida del señor”, añade. “Muchos (de los argumentos) que se manejaron en la Corte obran en el acuerdo de no ejercicio de la acción penal que yo elaboré. No había ninguna conducta imputable a las señoras y fue por eso que se acordó el no ejercicio de la acción penal con todos los datos y pruebas que había en ese momento: testimoniales, periciales, documentales, incluyendo notas médicas, recetas, pago de medicamentos”.

A raíz de la denuncia de Gertz Manero por supuesta negligencia, la FGJCDMX abrió un expediente en contra de Jorge Octavio “N” y de su compañero José Luis “N”; en mayo de 2019, un juez local libró una orden de aprehensión en su contra, misma que fue suspendida por un juez federal el año pasado, al determinar que hubo irregularidades y que se violaron los derechos los agentes del MP señalados.

Dicho expediente sigue abierto en la Fiscalía de Asuntos Especiales de la FGJCDMX, lo cual, dice Jorge Octavio “N”, lo coloca en una incertidumbre jurídica y continúa vulnerando sus derechos.

Luego de que la Suprema Corte otorgó un amparo liso y llano a favor de Alejandra Cuevas y su madre, Laura Morán, expareja de Federico Gertz, el exagente del MP perseguido solicitó este martes a la fiscalía capitalina que determine oficialmente el cierre de la averiguación previa en su contra por supuesta negligencia y el no ejercicio de la acción penal.

“Visto el estado procesal que guarda la presente averiguación previa, y en virtud de que es un hecho notorio que los amparos en revisión 540/2021 y 541/2021, promovidos por Alejandra Cuevas y Laura Morán, fueron resueltos el 28 de marzo de 2022 de fondo por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, donde se declara la inconstitucionalidad de la orden de aprehensión (en contra de Morán) y el auto de formal prisión (en contra de Cuevas), así como la inactividad procesal de la indagatoria que nos ocupa, en aras de respetar mi derecho de acceso a la justicia y brindar certeza jurídica, solicito se decrete el no ejercicio de la acción penal en mi favor, en razón de que dichos amparos se encuentran íntimamente ligados con la presente indagatoria”, dice el escrito entregado por los abogados de Jorge Octavio “N” a la fiscalía capitalina.

“Me genera un respiro”

El exfuncionario de 48 años dice sentirse en paz y con la conciencia tranquila por su actuación, aunque aún debe luchar por asegurar su propia libertad ante la FGJCDMX, que dio celeridad a la denuncia de Gertz una vez que este se convirtió en titular de la FGR y luego de que Ernestina Godoy asumió como fiscal capitalina.

“Yo estoy muy contento, sinceramente me genera un respiro (la resolución de la Corte), pero esto no se ha acabado, tengo que darle seguimiento a la averiguación previa que hay en mi contra y ver que se mande a un no ejercicio definitivo”, afirma. “Nosotros tenemos que promover esto, sabemos que la misma fiscalía, solo por conocer la resolución de la Corte, tendría ya que determinar mi expediente, pero, si no los movemos, si no hacemos nada, ellos tampoco harán nada”.

Jorge Octavio “N”, abogado que tenía una trayectoria de 23 años en la FGJCDMX, acusa que la persecución penal dañó su imagen, le causó desprestigio y le ha dificultado ejercer su profesión, por lo que demandará una reparación integral del daño.

“Yo le echaba ganas a mi trabajo, buscaba prepararme y estudiaba, siempre me daban los asuntos relevantes, siempre estaba yo al pie del cañón por la institución, y así me pagaron”, dice.

“Yo he tenido que estar moviéndome en un bajo perfil, obviamente, por la persona que me denuncia, que es una persona poderosísima; hay muchos que ni siquiera saben de mi situación, he tenido que ser reservado”, detalla.

“En lo que yo me quiero desenvolver es en derecho, en litigar, pero tengo que ir formando poco a poco una agenda de clientes, no podía hacerlo antes, porque, si yo decía que trabajé en la fiscalía de la CDMX y me salí de ahí porque me giraron una orden de aprehensión, con esa premisa, cualquier persona va a decir: ‘Es un delincuente, ¡qué lo voy a estar contratando!’”.

Fuente: Animal Político

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba