José Manuel Rueda SmithersLa columna del día

Hoy es Día Mundial del Refugiado

Cultura Impar José Manuel Rueda Smithers

Vete, huye de mí ahora, no sé en qué me he convertido pero sé que en cualquier lugar estarás más seguro que aquí. 

Poema original: ‘Home’, de Warsan Shire 

 

Hay fechas tan importantes para la realidad mexicana y mundial, que no pueden pasarse por alto. Este día, por ejemplo, en el que, por todo el mundo, se realizan acciones en favor de los refugiados. Conflictos, Covid y Cambio climático, son las tres “c” que afrontar para el resto del año.  

 

No es lo mismo un migrante que un refugiado, por eso muchas autoridades juegan con los términos para hacer de las suyas y buscar algún chantaje que les redunde en su economía. 

 

En un mundo donde la violencia obliga a miles de familias a abandonar sus hogares para salvar sus vidas, es el momento de demostrar que estamos de parte de los refugiados. 

 

Con el objetivo visibilizar y ayudar a millones de personas que viven en condición de refugiados, este día es dedicado a los desplazados y todos aquellos que se encuentran a la espera de asilo en otros países que no es el suyo, a raíz de conflictos armados, de violencia y/o persecución. 

 

La efeméride nació en conmemoración del 50 aniversario de la Convección sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951, como un acto de expresión de solidaridad con África, continente que alberga a la mayoría de los refugiados del mundo. 

 

Es importante hacer una pausa y revisar lo que la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), menciona en torno de este concepto: en la actualidad, alrededor del mundo, cada dos segundos una persona se ve obligada a desplazarse.  

 

Señala que al día de hoy, son más de 89 millones de personas que se encuentran fuera de su lugar de origen, como consecuencia de guerras, conflictos, persecuciones o hambruna. 

 

La razón principal de conmemorar un día así, es hacer un llamado a los gobiernos de todos los países para adoptar un enfoque basado en la empatía y en el reconocimiento de los derechos fundamentales de los refugiados. 

 

¿Cómo diferenciarlos? 

 

Un migrante es todo aquel que se traslada desde el lugar en el que habita a otro diferente. Suele emplearse para referirse a personas que abandonan su país para vivir en otro. 

 

El refugiado es aquella persona que es obligada a dejar su país, puede ser por problemas internos, conflictos armados, persecuciones u otro tipo de violencia. 

 

Destaca la persecución por temas políticos, religiosos, sociales, raciales y desgraciadamente en muchísimos casos, sexuales. 

 

No es novedad que las personas refugiadas, no encuentran la mejor bienvenida, enfrentan problemas sociales, que sin duda requieren de la unificación de criterios para la aplicación de políticas sanitarias, educativas y sociales por parte de las naciones que los acogen. 

 

En esta ocasión, ACNUR seleccionó como tema central para los refugiados, “Juntos nos cuidamos, aprendemos y brillamos”. Lo que se busca es ampliar el acceso de las personas refugiadas y desplazadas a los servicios básicos, de salud, nutricionales, salud mental, salud sexual y reproductiva, escuela, etc. 

 

México está lleno de los dos casos, y eso hace que se confundan los términos. La tendencia internacional es que las cifras crecen sobre los 8 millones de personas cada año. 

 

¿Ha pensado cómo ve en la realidad a una persona -en la calle o en el trabajo- que huyó de su país buscando mejores condiciones de vida?  

 

A veces, somos racistas sin darnos cuenta. 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button