Internacional

Kate Middleton fue dada de alta del hospital tras su misteriosa cirugía abdominal

LONDRES.- Kate Middleton, la princesa de Gales, fue dada de alta del hospital y ya regresó a su casa después de permanecer dos semanas internada por una sorpresiva cirugía abdominal, dijo el lunes el Palacio de Kensington.

Kate, de 42 años, esposa del heredero al trono británico, el príncipe Guillermo, tuvo una “buena evolución” tras el procedimiento quirúrgico, según el comunicado oficial, después de una cirugía para una enfermedad no especificada, pero no cancerosa, en la Clínica de Londres.

Kate Middleton estuvo internada casi dos semanas por una misteriosa cirugía de la que poco se sabe
Kate Middleton estuvo internada casi dos semanas por una misteriosa cirugía de la que poco se sabe – Créditos: @Instagram @princeandprincessofwales

Su suegro, el rey Carlos IIItambién recibió tratamiento en el mismo hospital, donde pasó tres noches tras el tratamiento previsto el viernes para tratar un agrandamiento de la próstata, con visitas regulares de su esposa, la reina Camilla.

El Palacio de Kensington dijo que Kate ya estaba de regreso en su casa en la finca de Windsor, al oeste de Londres.

“La princesa de Gales ha regresado a su casa en Windsor para continuar recuperándose de la cirugía. Está teniendo una buena evolución”, dijo su oficina. “El príncipe y la princesa desean agradecer enormemente a todo el equipo de la Clínica de Londres, especialmente al dedicado personal de enfermería, por la atención brindada”, se añadió.

“La familia de Gales extiende su agradecimiento por los buenos deseos que ha recibido de todo el mundo”, concluyó el comunicado. La princesa no regresará a sus deberes públicos hasta después de Pascua.

Su esposo, el príncipe Guillermo, pospuso sus compromisos para cuidar a sus tres hijos, el príncipe George, de 10 años, la princesa Charlotte, de 8, y el príncipe Louis, de 5 años.

El príncipe Guillermo suspendió su agenda para cuidar de sus hijos durante la internación de su esposa, la princesa Kate
El príncipe Guillermo suspendió su agenda para cuidar de sus hijos durante la internación de su esposa, la princesa Kate

Se han dado pocos detalles sobre su enfermedad o cirugía, ya que la realeza británica suele considerar todos los asuntos médicos como un asunto privado.

La misteriosa hospitalización de Kate acaparó estos días la atención de una opinión pública británica pendiente de su dolencia, tras los pocos detalles sobre su cirugía abdominal.

La operación de la princesa, uno de los personajes más populares de la realeza, que la mantuvo ingresada catorce días, creó interrogantes sobre su dolencia.

El hecho de que la princesa permanezca en el hospital durante gran parte de los próximos quince días indica una operación seria”, escribió la publicación británica The Times al día siguiente del anuncio del ingreso de Kate.

“La cirugía abdominal puede referirse al estómago, el apéndice, los riñones o el intestino, o el sistema reproductivo”, añadió el diario, que aseguró que no se trataba de cáncer.

Una vista general de The London Clinic el 17 de enero de 2024 en Londres, Inglaterra, donde permanecieron tanto Kate como el rey Carlos internados
Una vista general de The London Clinic el 17 de enero de 2024 en Londres, Inglaterra, donde permanecieron tanto Kate como el rey Carlos internados – Créditos: @Getty Images

El rey Carlos III, sin embargo, optó por hacer pública su condición para animar a otros hombres a hacerse controles médicos. Visitó a Kate en el hospital antes de someterse a un “procedimiento correctivo” para tratar un agrandamiento benigno de la próstata, una afección común entre los hombres mayores de 50 años.

En las 48 horas posteriores al anuncio del problema de próstata del rey, se registraron 26.000 visitas a la página, frente a una media de 1400 diarias en fechas precedentes.

La organización benéfica Prostate Cancer UK informó también que había observado un aumento de más del 100% en el número de personas que utilizaban su verificador de riesgos en línea al día siguiente del anuncio.

Los compromisos públicos del Rey también se han pospuesto para permitir un breve período de recuperación.

A esos dos problemas de salud en la realeza se unió el anuncio el domingo de que la duquesa Sarah Ferguson, exesposa del príncipe Andrés, hermano de Carlos III, padece un “melanoma maligno”, un cáncer de piel.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba