Noticias

La “fiebre” por la vacuna china ha llegado a Europa

¿Se están volviendo locos por la vacuna china? Parece que sí, al menos entre la comunidad de ciudadanos chinos en Prato (Italia), la más grande del país, muchos de los cuales ya han regresado a China, o se están preparando para hacerlo, con el fin ponerse la vacuna contra el coronavirus.

Lo que realmente causó sensación fue la “confesión” de Wu Yang, un empresario de Prato al que entrevistó el periódico The Nation. Habló de volver a su país y registrarse como voluntario para probar la vacuna de Sinovac en agosto. Wu, de 42 años, es originario de Wenzhou, una gran ciudad de más de tres millones de habitantes de la zona sureste de la provincia de Zhejiang, donde recibió la vacuna experimental y comentó que se encontraba bien y no había notado ningún efecto secundario.

Aunque el consulado chino en Italia ha negado lo que llama “rumores” de viajes a China de compatriotas para recibir la vacuna anti-COVID, parece que el caso del empresario en Prato no es el único. Están empezando a surgir declaraciones de otros miembros de la comunidad china, agregando detalles al asunto: la vacuna será parecida a la de la gripe, podría costar unos 80 euros y ya están circulando bastantes viales entre la comunidad china, incluso en Italia.

Tanto es así que el 17 de noviembre, Antonio Magi, el presidente de la Orden de Médicos de Roma, sintió la necesidad de hacer un llamamiento público, alertando: “No busquéis comprar vacunas anti-COVID no autorizadas, son falsas y no han sido probadas. Debemos esperar: de momento solo hay medicinas poco seguras y estafas en circulación”. Varios médicos de familia dieron la voz de alarma al enterarse de que circulaban por Roma viales ilícitos de la vacuna SARS-CoV-2, producida en China y todav&iac…

Artículos relacionados

Back to top button