Política

La ‘Mañanera’ de AMLO, el arma política del presidente que saca ronchas a más de uno

La ‘Mañanera’ es el estilo personal de gobernar de López Obrador (AMLO), ideada para divulgar mensajes desde la potente voz del sistema presidencialista mexicano. Creada como instrumento para hacer realidad la política de comunicación del Poder Ejecutivo, consistente en tener un solo canal de salida de mensajes gubernamentales, previa supresión de las áreas de comunicación social de las dependencias federales. Complementada meses después con la crisis y huelga en la agencia de noticias del Estado, Notimex, existente hasta el presente.

La conferencia de prensa es un mecanismo utilizado por quien desea divulgar alguna información noticiosa. Desde los primeros meses de su existencia, la Mañanera de López Obrador fue señalada como un instrumento de propaganda para influenciar a sus seguidores y vejar a sus adversarios. El presidente afirma que es un mecanismo de difusión de información de interés para los ciudadanos.

Las críticas hacia la política de comunicación del presidente son constantes, señalan que las mañaneras son un espacio en el que se desacredita y ataca a los grupos que López Obrador considera como sus adversarios, los califica de conservadores, neoliberales y corruptos. Agrede a los grupos y partidos de oposición, así como a la prensa, medios electrónicos y periodistas. Por lo que es responsabilizado de generar la división y polarización política e ideológica entre los mexicanos.

Algunos consideran que la mañanera debe suspenderse porque representa un gasto que no reporta beneficios sociales. Argumentan que las audiencias populares no la ven ni escuchan y es atendida solo por los grupos de poder. Consideran que dejó de ser un ejercicio inédito de comunicación, para transformarse en una plataforma de propaganda, desde la que el presidente impone su agenda de gobierno y manipula la percepción sobre la realidad, a través de la comunicación.

Con motivo de la conmemoración de la Semana Santa, López Obrador fue a su finca en Palenque, Chiapas. Antes de reiniciar sus actividades, publicó en redes sociales el siguiente mensaje: “Ya mañana vamos a estar en la mañanera, aunque quieren prohibirla, imagínense, los conservadores. Son intolerantes, nada más quieren hablar ellos, no quieren que hablemos todos, pero bueno, no van a poder. Nos vemos mañana en la mañanera”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.

Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El mensaje revela su tendencia a victimizarse y es, simultáneamente, un gesto de prepotencia porque nadie en su sano juicio sale en México a prohibirle algo al presidente. Siguiendo su práctica responsabiliza a los conservadores y les dice intolerantes. Es un hecho que, en casi cinco años de gobierno, si una voz se ha escuchado imponiendo la agenda a los medios, es la de López Obrador. Cuando algunos periodistas, legisladores e intelectuales han solicitado espacio en la Mañanera para hacer la réplica de lo que él ha dicho sobre ellos, no se los ha concedido. Termina con la frase “no quieren que hablemos todos” pero en su interpretación él es todos. Se considera a sí mismo la voz de todos, aunque solo sea una parte.

En su confrontación con el Instituto Nacional Electoral, cuando lo presidía Lorenzo Córdova, le hizo la recomendación a López Obrador de que debía dejar de decir en su Mañanera que no debería entregarse un solo voto a los conservadores. Lo que fue respondido por el presidente con frases burlonas diciendo que acataría la recomendación del INE y que en el futuro ya no diría que no se votara por los conservadores, que diría que no se votara por los corruptos.

Andrés Manuel López Obrador (AMLO), Presidente de México, en una de sus conferencias 'Mañaneras' en Palacio Nacional. | FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO.COM
Andrés Manuel López Obrador (AMLO), Presidente de México, en una de sus conferencias ‘Mañaneras’ en Palacio Nacional. | FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO.COM

En las “benditas redes sociales” pasan muchas cosas. Recientemente funcionarios públicos de Morena, militantes y simpatizantes lanzaron la campaña #LaMañaneraNoSeToca con la intención de acreditar que es un espacio de información de interés para la población. Estos grupos consideran que la función prioritaria de las Mañaneras es la difusión de información que los beneficia, ponen como ejemplo las campañas de información sobre la pandemia del coronavirus.

En política no hay casualidades, existen intenciones y no parece que haya confusión entre los conceptos Información y Propaganda. Cumplir con las dos funciones es obligación del Estado. El gobierno informa sobre la existencia de servicios para la población. El gobierno hace propaganda cuando desea la aceptación ciudadana y divulga ideas que confrontan y atacan el pensamiento de otros.

La Mañanera de López Obrador, por sus efectos de polarización entre la población y denostación frecuente de sus adversarios, opera más como un aparato de propaganda político-ideológico que como un medio de información. En la práctica, el gobierno de López Obrador convirtió los medios del Estado, destinados para la difusión de valores cívicos, sociales y culturales, en medios para la difusión de propaganda del gobierno. Un hecho revelador sobre esta actitud es el reciente ataque que, desde Canal Once, se llevó a cabo en contra de la ministra presidenta de la SCJN, Silvia Piña, a quien el presidente considera su “adversaria”.

Es posible que algunos deseen que se suspenda la Mañanera, pero no parece viable hacer realidad esta intención. Este espacio de propaganda es el instrumento por medio del cual López Obrador hace política y lleva a cabo parte importante de su gobierno. Es la tribuna desde la que dice que los demás hacen politiquería. En el contexto de la sucesión presidencial es su medio de estar presente en la disputa por el poder y burlar la ley en el nombre de la libertad de expresión. Llegó al poder por la propaganda. Solo hace propaganda. Seguirá haciendo propaganda, hasta el último día.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba