Noticias

Qué está pasando en Alemania, que marca récords de muertes por la pandemia

Una vez más, y aunque suene manido y simplón, el coronavirus está dando una lección de humildad. Alemania, faro durante la primera ola por su buena gestión de la pandemia, registra ahora cifras récord de muertes y contagios, muy por encima de las de los países del entorno.

La canciller Angela Merkel compareció este miércoles de una forma inusual en el Bundestag para pedir a los ciudadanos, con la voz entrecortada, que se queden en casa y, más concretamente, que eviten el consumo de productos en los populares mercadillos navideños. “Lo siento, de corazón, por todos aquellos que sufren la dureza de la situación”, dijo, en referencia a las restricciones aprobadas hasta el 10 de enero; “es duro, pero 590 muertos en un día no es una cifra aceptable”, sentenció.

Efectivamente, el debate sobre los presupuestos del Estado se producía justo el día en que Alemania alcanzaba una cifra de muertes por coronavirus nunca antes vista en el país: 590 en 24 horas.

Los alemanes no han vivido hasta la fecha un confinamiento estricto como el de otros muchos países europeos, pero ahora el Gobierno se plantea un cierre total de los comercios y una limitación en la actividad escolar, que durante toda la pandemia ha sido presencial. Desde noviembre, y al menos hasta el 10 de enero, permanecen cerrados bares, gimnasios, museos, salas de conciertos y restaurantes, que sólo permiten servir comida para llevar. Parece que no está siendo suficiente, y Merkel suplicaba este miércoles “prudencia” a los ciudadanos, sobre todo de cara a las navidades.

Artículos relacionados

Back to top button