Nacional

Quiénes son Roberto López Nájera y otros personajes mencionados en posible financiamiento del narco a campaña de AMLO

Roberto López Nájera es la fuente inicial de la Administración de Control de Drogas​ de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) para la investigación del presunto financiamiento del Cártel de Sinaloa a la campaña de 2006 del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, según el medio estadounidense ProPublica.

“¿Entregaron los narcotraficantes millones de dólares a la primera campaña del Presidente Mexicano López Obrador?” se titula el reportaje firmado por el periodista Tim Golden, ganador de dos premios Pulitzer (uno de ellos por su cobertura de la corrupción y narcotráfico en México), mismo que fue calificado como falso por el mandatario federal.

Según el reportaje, testigos aseguraron a la DEA que integrantes del crimen organizado entregaron alrededor de 2 millones de dólares a operadores políticos que trabajaban en la primera campaña presidencial de López Obrador, cuando perdió contra el expresidente Felipe Calderón.

Entre esas fuentes está Roberto López Nájera, quien según el texto les contó que durante los últimos años había sido “una especie de abogado” de uno de los traficantes más conocidos de México, Edgar Valdéz Villarreal, apodado “La Barbie”. Valdéz Villarreal trabajaba con los hermanos Beltrán Leyva, quienes a su vez eran parte de la alianza conocida como el Cártel de Sinaloa.

“La fuente inicial de los estadounidenses fue Roberto López Nájera, un abogado de 28 años de personalidad intensa, que apareció en la Embajada de los Estados Unidos un día en 2008 y pidió hablar con alguien de la DEA”, se lee en la publicación de ProPublica.

Sin embargo, fue hasta 2010, más de dos años después de que López Nájera se había presentado para cooperar con la agencia, que la DEA empezó a investigar.

ProPublica menciona que Proceso reveló la identidad de Roberto López Nájera con una fotografía de portada el 19 de mayo de 2013. Se trata de una publicación firmada por la periodista Anabel Hernández que, entre otras cosas, menciona que nació en 1978, que desde 2004 trabajaba con “La Barbie” y que en 2005 fue amenazado de muerte.

De acuerdo con el Registro Nacional de Profesionistas, López Nájera obtuvo en 2006 su cédula profesional como licenciado en Derecho por la Universidad Loyola del Pacífico, ubicada en Acapulco, Guerrero.

Roberto López Nájera o “Jennifer” en Operación Limpieza

El reportaje de ProPublica menciona que en los procesos judiciales en México se ha identificado a Roberto López Nájera por el alias “Jennifer.”

Sus revelaciones se convirtieron en el motor principal de la “Operación Limpieza”, una iniciativa de Felipe Calderón contra funcionarios corruptos en las agencias federales y las fuerzas armadas.

Así, López Nájera no solo colaboró con la DEA, sino que también trabajó como testigo colaborador para la entonces Procuraduría General de la República (PGR).

Sin embargo, el subsecretario de la Defensa Nacional, Tomás Ángeles, y el subprocurador de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SEIDO), Noé Ramírez, fueron puestos en libertad y exonerados tras las acusaciones de estar ligados al Cártel de los Beltrán Leyva. El País publicó en 2013 que el principal testimonio aportado contra ellos fue el de Roberto López Nájera. 

Desde entonces, dicho medio identificó a López Nájera como un abogado de Acapulco que supuestamente trabajó para el Cártel de Sinaloa, y que vivía en Estados Unidos.

Ricardo Sánchez, abogado de  Tomás Ángeles, afirmó a El País que la procuraduría mexicana le dio tanto crédito a la información de “Jeniffer “como si se tratara de “un notario”, y no se preocupó de corroborarla. “La usaron sin escrúpulos”, declaró.

Otro exfiscal antidroga mexicano, Samuel González, sostuvo que la procuraduría instrumentalizó los testimonios de “Jennifer”. “No verificaban lo que decía porque usaban su información con fines políticos”, dijo a  El País.

Francisco León García, Mauricio Soto Caballero y Nicolás Mollinedo, otros implicados

Roberto López Nájera, según el relato del periodista Tim Golden, contó en San Diego a agentes de la DEA cómo “La Barbie” lo había convocado a una reunión en enero de 2006 en un hotel de Nuevo Vallarta, para hacer tratos.

El encuentro, se refiere, lo había organizado Francisco León García, quien estaba lanzando su candidatura para senador de Durango por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), del que formaba parte López Obrador.

“Pancho” León, según el reportaje, también era “amigo” de Sergio Villarreal Barragán, “El Grande”, un testigo clave en el juicio contra el exsecretario de Seguridad, Genaro García Luna.

López Nájera dijo que León García y otro empresario no identificado aseguraron durante la reunión que estaban allí con el conocimiento de López Obrador y que la propuesta fue a dar dinero en efectivo a la campaña cambio de elegir a funcionarios “encargados de hacer cumplir la ley que ayudaran a los narcotraficantes”.

Incluso, como presidente, López Obrador no nombraría a un procurador general que ellos percibieran como hostil a sus intereses.

“La Barbie” aceptó y encomendó a López Nájera reunirse con integrantes de la  campaña en la Ciudad de México. Así le presentaron a Mauricio Soto Caballero, operador político que lideraba un equipo para el jefe de logística de la campaña, Nicolás Mollinedo.

Francisco León García no logró ser senador. De acuerdo con medios locales, fue desaparecido desde 2007 y lo último que se supo de él es que estaba en Saltillo, según informó Jesús Torres Charles, entonces procurador general de Justicia de Coahuila.

Mauricio Soto Caballero declaró en una entrevista que concedió a Valores en 2021 que desde hace años ha trabajado con Andrés Manuel López, y que ha participado en sus campañas de 2006, 2012 y 2018.

Según Aristegui NoticiasNicolás Mollinedo comenzó como chofer del Tsuru blanco en el que Andrés Manuel López Obrador se trasladaba cuando era jefe de gobierno. Luego, pasó a ser jefe de logística y después llegó a ser director de Recolección y Tratamiento de Residuos Sólidos, en la administración de Ricardo Monreal en la entonces delegación Cuauhtémoc.

Mollinedo fundó y fue coordinador del movimiento Más por México con la intención de convertirlo en el partido político Movimiento Ambientalista Social por México para contender en las elecciones de 2021, sin conseguirlo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba