Noticias

Salud CDMX niega haber experimentado con ivermectina en pacientes COVID; “hay soporte científico”, dice

La Secretaría de Salud de la Ciudad de México defendió la entrega de ivermectina a pacientes enfermos de COVID-19 y aseguró que su uso en pacientes con síntomas leves “tuvo soporte en la evidencia científica disponible a nivel mundial en el año 2020”.

En una tarjeta informativa, la dependencia negó que su uso se haya tratado de un experimento, aunque reconoció que “el debate científico sobre la ivermectina sigue en construcción”.

“Este medicamento está aprobado en el país, ha sido utilizado para tratar diversas parasitosis y otras enfermedades con mucho éxito y sin efectos adversos severos”, argumentó.

Además, señaló que las autoridades correspondientes tomaron decisiones con la información científica disponible ante el aumento acelerado de contagios entre la población de la Ciudad de México en la segunda ola pandémica, entre diciembre de 2020 y enero de 2021.

“La evidencia científica documentada en Australia (2020), Iraq (2020), Bangladesh (2020), Irán (2020), Brasil (2020), India (2020), España (2020), República Dominicana (2020) y Pakistán (2020), entre otros, mostraba resultados preliminares favorables con el uso de ivermectina en caso de COVID-19 con sintomatología leve y moderada, donde se observó que con un manejo temprano y seguimiento se podía limitar la progresión de la enfermedad y disminuir potencialmente la necesidad de requerir servicios hospitalarios”, señaló la Sedesa.

La dependencia aseguró que en el 2020, momento de la pandemia donde no existían tratamientos específicos ni vacunas anticovid, las conclusiones del grupo de trabajo de la Secretaría de Salud capitalina y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en diálogo con expertos de otros países liderados por el Dr. Alejandro Javier Krolewiecki, fueron las siguientes:

1. Se ponderó que el riesgo-beneficio de la ivermectina en etapas tempranas de contagio podía ser benéfico y evitar complicaciones a etapas moderadas y severas ante la falta de un tratamiento comprobado. En ese aspecto, la utilidad del uso compasivo de este fármaco era relevante y de uso seguro en las dosis médicas recomendadas. La propia Food and Drug Administration (FDA) mantiene una posición similar hasta hoy, advirtiendo como nosotros sobre los riesgos de la automedicación de ivermectina, especialmente en dosis manufacturadas para animales, pero sin prohibir su prescripción en versiones para humanos y por parte de personal médico.

2. Comparativamente con otras terapias con efectos controversiales y que requieren de un manejo hospitalario, la ivermectina es un medicamento seguro, económico, sin efectos adversos en cantidades controladas y que se sigue estudiando por sus efectos inhibitorios en proteínas virales.

3. El medicamento se incluyó en los kits para pacientes ambulatorios. La entrega se realizó en los kioscos de atención COVID por personal de salud, con indicaciones médicas. No se realizó ningún experimento como dolosamente se ha señalado en algunas publicaciones.

El seguimiento de esta estrategia, añade la dependencia, “se documentó con los resultados de un estudio local que indicaba de manera preliminar que los pacientes que fueron tratados con este medicamento tuvieron 68% menos probabilidad de ingresar al hospital que personas que no lo tomaron. Este estudio se mantuvo en el portal SocArxiv casi un año, siempre tuvo código y datos disponibles para su réplica y sus conclusiones son muy semejantes a otros trabajos”.

Ayer, −en una acción sin precedentes− el sitio SocArXiv decidió retirar de su sitio el artículo, “La ivermectina y las probabilidades de hospitalización por Covid-19: evidencia de un análisis cuasi-experimental basado en una intervención pública en la Ciudad de México” a través del cual el gobierno de la Ciudad de México defendió la entrega de ivermectina a pacientes enfermos de COVID.

En un texto firmado por Philip N. Cohen, director de SocArXiv, se explica que este artículo es potencialmente más dañino que otros que el sitio haya alojado.

El artículo con el que el gobierno de Claudia Sheinbaum justificaba la entrega de ivermectina en kits médicos había sido desacreditado por el propio sitio SocArXiv que lo había alojado en su página. El 8 de diciembre de 2021, Philip N. Cohen, director del sitio, escribió una carta aclaratoria en la que definió al documento como de muy mala calidad y engañoso.

El 2 de febrero, Animal Político dio a conocer que el Gobierno capitalino había gastado 29 millones de pesos en la compra de medicamentos no aprobados ni autorizados para el tratamiento de COVID-19 como azitromicina, ivermectina y ácido acetilsalicílico. Fármacos no recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y prohibidos por más de 30 países.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba