InternacionalNoticias

Tercer general ruso muerto en Ucrania “en señal de debilidad entre las fuerzas de Putin”

Un tercer general de división ruso ha muerto en Ucrania, según informaron el viernes las autoridades occidentales, mientras las tropas de Volodymyr Zelensky siguen defendiendo su país contra Moscú.

Las fuerzas armadas ucranianas afirmaron que el general de división Andrei Kolesnikov, comandante del Distrito Militar del Este, es el último oficial ruso de alto rango que muere desde que las tropas de Vladimir Putin invadieron Ucrania hace 16 días.

Se produce días después de los asesinatos del general de división Vitaly Gerasimov, jefe del Estado Mayor del 41º Ejército, que murió en las afueras de Kharkiv, y del general de división Andrei Sukhovetsky.

Fuerte golpe

El ejemplo más reciente de la falta de voluntad de Ucrania para retroceder será un nuevo golpe para los militares rusos, que se han visto sorprendidos por las tácticas de defensa estratégica del presidente ucraniano, Zelensky, según dijeron esta noche fuentes occidentales a la agencia de noticias PA.

Se cree que una veintena de generales de división rusos participan en la invasión, y que algunos de ellos se han presentado voluntariamente a la línea de frente.

“Es de esperar que cuando las tropas son incapaces de tomar decisiones por sí mismas y carecen de conocimiento de la situación o tienen miedo de avanzar, se presenten más oficiales de alto rango para liderar desde el frente”, señaló un funcionario.

Según los informes, las tropas de Putin han sufrido un importante descenso de la moral, en parte debido al clima gélido, con temperaturas que han descendido a unos nueve grados bajo cero. Algunas unidades también están agotando los suministros de alimentos, combustible y municiones, después de haber estado en el campo de batalla durante más de dos semanas.

Según la última evaluación de los servicios de inteligencia del Ministerio de Defensa, las fuerzas rusas parecen estar intentando “reajustarse” antes de volver a atacar, incluso contra Kyiv.

“Las fuerzas terrestres rusas siguen haciendo progresos limitados. Los problemas logísticos que han obstaculizado el avance ruso persisten, al igual que la fuerte resistencia ucraniana”, decía la actualización de la inteligencia británica, publicada en Twitter el viernes por la mañana.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.

Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Es probable que Rusia esté tratando de reajustar y reposicionar sus fuerzas para una nueva actividad ofensiva en los próximos días. Esto incluirá probablemente operaciones contra la capital, Kyiv”.

Las imágenes de esta semana mostraban un convoy de vehículos militares rusos de 40 millas (64 kilómetros) de largo, acercándose a Kyiv, bombardeado por las tropas ucranianas, lo que finalmente les obligó a retirarse.

Sin embargo, después de estar paralizada durante más de una semana, la línea de vehículos blindados volvió a ponerse en marcha, con tanques dispersados en los bosques cercanos y con la artillería moviéndose hacia posiciones de tiro.

La muerte del general de división Kolesnikov significa que en dos semanas han muerto tantos generales de división rusos como durante toda la guerra civil siria, en la que Putin ayudó a apuntalar el régimen de Bashar al-Assad.

Este mapa muestra la extensión de la guerra de Rusia en Ucrania (Press Association Images)
Este mapa muestra la extensión de la guerra de Rusia en Ucrania (Press Association Images)

Alegando haber “eliminado” al alto oficial en un tuit, los militares ucranianos declararon: “Los invasores rusos siguen perdiendo a sus oficiales en la guerra contra Ucrania”.

La nación del este de Europa dijo esta semana que Rusia había perdido más de 12.000 soldados, así como armamento pesado, incluyendo 80 helicópteros, 1.036 vehículos blindados y 120 cañones.

El Ministerio de Defensa ruso se ha negado hasta ahora a responder a estas afirmaciones, que tampoco han sido verificadas de forma independiente.

Según la ONU, al menos 549 civiles, entre ellos 41 niños, han muerto y otros 801 han resultado heridos en Ucrania desde el inicio de la invasión, aunque sostiene que las cifras reales son considerablemente mayores. También anunció anteriormente que la guerra en Ucrania ha obligado a más de 2,5 millones de residentes a huir del país.

The Independent tiene un orgulloso historial de campañas a favor de los derechos de los más vulnerables, y por primera vez llevamos a cabo nuestra campaña Refugees Welcome durante la guerra de Siria en 2015. Ahora, mientras renovamos nuestra campaña y lanzamos esta petición a raíz de la crisis ucraniana que se está desarrollando, pedimos al gobierno que vaya más allá y más rápido para garantizar la ayuda. Para saber más sobre nuestra campaña Refugees Welcome, haga clic aquí. Para firmar la petición, haga clic aquí. Si desea donar, haga clic aquí para acceder a nuestra página de GoFundMe.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba