Internacional

Tras las fuertes bajas, en Chicago el trigo se cotiza por debajo de los niveles previos a la guerra en Ucrania

El valor del trigo cayó hoy poco más del 4% en la Bolsa de Chicago y ya se negocia por debajo del nivel vigente antes del inicio de la guerra en Ucrania, tras la invasión rusa, el 24 de febrero último. El avance de la cosecha de las variedades de invierno en Estados Unidos y el inicio de la recolección en el resto de los grandes exportadores del hemisferio norte son los principales fundamentos del derrumbe de las cotizaciones en las últimas semanas, en las que los fondos de inversión aceleraron la liquidación de contratos al identificar al mercado de trigo como una zona de alto riesgo.

Durante la rueda, la posición julio del trigo perdió en la plaza estadounidense US$13,78 y cerró con un ajuste de 305,43 dólares por tonelada. En la semana dicho contrato cayó un 10% frente a los 339,42 dólares vigentes el viernes anterior, pero desde fines de mayo el descenso acumulado resultó del 28,2% en la comparación con los 425,31 dólares del 27 de mayo.

Así, el trigo ya se ubica debajo de los 321,87 dólares que las pizarras de Chicago mostraron al cierre del 23 de febrero, antes del inicio de las hostilidades en Ucrania, crisis que pocas jornadas después, el 7 de marzo, elevó el valor del cereal hasta el récord histórico de 523,69 dólares por tonelada.

Como agravantes al progreso de la cosecha y a la salida de los inversores, el mercado incluye el hecho de que las existencias remanentes de la campaña 2021/2022 –terminó ayer– en varios países europeos ahora se revelan más abundantes que las previstas en medio de la especulación alcista. Esto quedó en evidencia en las recientes licitaciones de compra de países como Argelia y Egipto, que recibieron más ofertas de las esperadas, y en el informe de la Comisión Europea, que pese a reducir hoy de 130,40 a 125 millones de toneladas su previsión sobre la producción de trigo blando 2022/2023 de la Unión Europea, mantuvo sin cambios, en 38 millones de toneladas la proyección sobre las exportaciones del bloque.

Cabe tener en cuenta que el descenso de los precios del trigo se está dando pese a que Ucrania sigue con sus exportaciones restringidas, dada la imposibilidad de sacar los granos por vía marítima. Sin avances en las negociaciones con Rusia para generar corredores seguros para los buques graneleros, y mientras se inicia la cosecha del grano fino 2022/2023, a cuentagotas el cereal –también el maíz y otros productos ucranianos– sale en camiones, trenes y barcazas hacia los países limítrofes.

En Chicago hoy también se registró una importante caída del valor de la soja por las buenas perspectivas climáticas para los próximos días, que incluyen lluvias sobre el medio oeste, la zona núcleo para la producción de granos gruesos. Las pizarras hoy mostraron quitas de US$18,01 y de 18,65 sobre las posiciones julio y agosto, cuyos ajustes fueron de 597,45 y de 554, 74 dólares por tonelada.

Para el maíz el cierre reflejó altibajos en la plaza estadounidense, con una suba de US$4,23 para el contrato julio, que quedó en 297,03 dólares, y con una baja de US$3,55 para la posición septiembre, que terminó la jornada en 243,98 dólares. En el balance semanal está última posición, que marca la entrada de la nueva cosecha de Estados Unidos, cayó un 9,23% frente a los 268,79 dólares vigentes el viernes anterior.

Nuevas caída en el mercado local

Los precios del trigo argentino volvieron a asimilar la tónica bajista externa y acentuaron la fuerte caída acumulada en junio, que rondó el 18% en el mercado de futuros local. Las pizarras del Matba Rofex mostraron hoy quitas de US$6 y de 9 sobre los contratos julio y diciembre, mientras que sus ajustes fueron de 318 y de 283 dólares por tonelada. En la semana estas posiciones resignaron un 6,22 y un 7,21% en la comparación con los 339,10 y con los 305 dólares del viernes anterior.

En el mercado físico también hubo nuevas bajas. Las propuestas de los exportadores por el trigo con entrega inmediata retrocedieron de 325 a 310 dólares por tonelada para el Gran Rosario, Bahía Blanca y para Necochea.

Por el trigo de la próxima cosecha, para las entregas entre diciembre y enero, los compradores ajustaron sus ofertas de 295 a 280 dólares por tonelada para el Gran Rosario y para Bahía Blanca, y de 290 a 280 dólares para Necochea.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button