Noticias

Violencia en México: se conocieron las sanciones luego de los incidentes en el partido entre Querétaro y Atlas

Tras las escenas dantescas que se vivieron el sábado pasado en el estadio La Corregidora, que derivaron en la suspensión del partido entre Querétaro y Atlas en medio de una batahola cruel en pleno segundo tiempo con aficionados agredidos, pateados y apaleados, incluso ya en el piso y sin reacción, este martes se conocieron las medidas disciplinarias de la Federación Mexicana de Fútbol (FMF).

En un comunicado leído en poco menos de dos minutos frente a las cámaras por las autoridades que habían citado a una conferencia esta tarde, se anunciaron las sanciones y los alcances de las mismas. La suerte de Querétaro está echada: el equipo deberá jugar un año como local a puerta cerrada, hasta el 7 de marzo de 2023, “independientemente de la sede en la que se lleven a cabo los partidos” y sus barras -a los que Yon de Luisa, presidente de la FMF denominó “grupo de animación”- no podrán asistir durante tres años en los encuentros como local y por uno en los juegos como visitantes.

La determinación no sólo afecta al primer equipo masculino de Querétaro, sino que también repercute sobre las divisiones inferiores y la categoría femenina. Además, a los Gallos Blancos se les dio por perdido el juego por 3-0 y se le impuso una multa de un millón y medio de pesos (poco más de 70.000 dólares). La barra de Atlas también recibió el castigo del impedimento de asistir durante seis meses.

El partido entre Querétaro y Atlas fue suspendido en el segundo tiempo
Captura TV

El partido entre Querétaro y Atlas fue suspendido en el segundo tiempo (Captura TV/)

Las autoridades de Gallos Blancos ofrecieron el lunes su declaración de descargo de lo sucedido ante la Comisión Disciplinaria y un día más tarde, el órgano de la Federación Mexicana de Futbol emitió la resolución. No parece haber sido suficiente para cambiar el destino de las graves determinaciones: en la Asamblea de Dueños del fútbol mexicano se determinó inhabilitar a la actual directiva del club Querétaro, conformada por Manuel Velarde, Gabriel Solares, Adolfo Ríos y Greg Taylor, por cinco años a cualquier actividad afiliada a la FMF. A ellos, el presidente de la Liga MX, Mikel Arriola, les informó del plazo “no mayor a un año” para vender la franquicia.

Los incidentes estallaron a los 18 minutos de la segunda etapa, cuando barras locales se lanzaron contra los hinchas de Atlas y hasta el campo de juego se llenó de fanáticos escapando de la barbarie. La Fiscalía General de Querétaro dio a conocer la detención de 10 personas tras la gresca que derivó en al menos 26 heridos, varios de gravedad y 14 aún hospitalizados.

Tras los graves accidentes en Querétaro-Atlas, las sanciones apuntaron hacia los locales
EDUARDO GOMEZ

Tras los graves accidentes en Querétaro-Atlas, las sanciones apuntaron hacia los locales (EDUARDO GOMEZ/)

En principio, los capturados no podrán volver a ingresar a ningún estadio, aunque la reacción de los aficionados mexicanos conocido el fallo fue de indignación: muchos aguardaban sanciones mucho más duras, y hasta se pedía por la desafiliación del club o sanciones de por vida, a modo ejemplificador. No fue lo que sucedió.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba